Sequía

Preocupación entre los alcaldes del interior de Málaga por el suministro de agua

Agua tratada de la planta potabilizadora de Fuente de Piedra.

Agua tratada de la planta potabilizadora de Fuente de Piedra. / Javier Flores (Ronda)

Las lluvias tardías de primavera han aliviado ligeramente la situación que viven este verano muchos de los municipios que con la llegada del verano suelen tener problemas para suministrar agua potable a sus vecinos. Eso sí, la palabra “preocupación” sigue instalada en la mayoría de ellos y sus responsables insisten una y otra vez en recordar a sus vecinos la necesidad de realizar un consumo “responsable” de este líquido elemento tan escaso.

Fuente de Piedra es la localidad que sigue teniendo una situación más complicada, ya que, pese a recuperar cierta normalidad con la entrada en servicio de la planta potabilizadora que construyó la Diputación de Málaga, la llegada del verano hizo crecer las alarmas y obligó al Consistorio a lanzar una alerta a la población advirtiendo sobre la imposibilidad de atender la demanda que se estaba produciendo y la posibilidad de que volviese a tener que declararse el agua nuevamente como no apta para el consumo humano. El Ayuntamiento tuvo que aportar a la red agua de un segundo pozo con agua de menor calidad y eso lleva que el suministro se sitúe al borde de los límites legales para el consumo.

Cerca de allí, en Humilladero, la situación es bastante mejor que otros años, aunque su alcalde, Miguel Asencio, lamenta que algunos vecinos sigan sin hacer caso a la recomendación de no llenar piscinas y regar huertos utilizando agua de la red. No obstante, reconocen la preocupación existente por la evolución que puedan tener los pozos de los que se abastece la localidad a lo largo del verano, aunque hasta el momento no existen restricciones.

Una situación preocupante viven también en el Valle de Abdalajís, una localidad que se sigue suministrando mediante camiones cisterna a sus depósitos a la espera de la resolución judicial del conflicto que mantiene el municipio con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que pretende dejar de sufragar este servicio que se inició tras romper las obras del AVE a Málaga el acuífero del que se abastecía el municipio y comenzar los problemas de suministro.

Mientras tanto, se permanece a la espera de los resultados de las pruebas que se han realizado al agua obtenida de los dos pozos que la Diputación está tratando de volver a poner en funcionamiento para paliar en parte los problemas de suministro. Eso sí, de momento en los hogares el agua sigue llegando con normalidad.

Otra de las localidades que suele verse afectada por problemas en el suministro es Archidona. Su alcaldesa, Mercedes Montero, reconoce que aunque todavía no fue necesario adoptar restricciones, “la situación de los pozos no es buena”. De hecho, junto a la última factura remitida a los vecinos han recibido una carta en la que se solicita una consumo responsable del agua y se advierte sobre la situación actual.

Por su parte, en Campillos han tenido este año algunos problemas puntuales con el suministro de agua, aunque desde el Consistorio se logró resolverlos y el servicio recuperó la normalidad, aunque en la zona alta de la localidad se tuvo que realizar algún suministro puntual de agua mediante camiones.

Unos problemas de suministro que en el interior no son exclusivos de la comarca de Antequera, Guadalteba y Nororma, también en la Serranía de Ronda, zona que habitualmente recibe lluvias más abundantes, se produjeron problemas durante el pasado año en Cortes de la Frontera. No obstante, este año las lluvias en este punto de la Serranía han sido importantes y los problemas en los pozos de abastecimiento han desaparecido. “Este año estamos bien, esperemos que siga así todo el verano, señala el alcalde del municipio, José Damián García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios