Empleo

La alcaldesa de Ronda reconoce que existe riesgo de no poder pagar las nóminas

María de la Paz Fernández, alcaldesa de Ronda María de la Paz Fernández, alcaldesa de Ronda

María de la Paz Fernández, alcaldesa de Ronda / Javier Flores (Ronda)

La alcaldesa de Ronda, María de la Paz Fernández, ha respaldado el planteamiento de su delegado municipal de Personal, Ángel Martínez, sobre la posibilidad de tener que ejecutar más despidos en la plantilla municipal si los sindicatos no aceptan rebajar la partida de beneficios sociales de 700.000 euros en un 50%.

“Hay una máxima que es el equilibrio de las cuentas, porque llegará un momento que no podremos pagar las nóminas”, afirmó la regidora tras recordar que el Ayuntamiento rondeño es el que más destina de toda la provincia al pago de personal. Además, aseguró que esta posible situación de falta de liquidez es un momento “cercano y tangible”, por lo que pidió a los empleados públicos “solidaridad”. Y es que los ingresos del Consistorio habrían caído mucho más de lo esperado según los últimos datos contables disponibles.

La alcaldesa insistió en que no se está pidiendo a los empleados municipales un rebaja de sus salarios, que crecerán este año un 0,9%, y que únicamente se pretende que renuncien a los beneficios sociales durante un periodo de dos años.

De igual modo, pidió a los representantes sindicales empatía con el resto de ciudadanos que están pagando sus impuestos para que se pueda mantener la actividad municipal a pesar de que muchos de ellos tienen en estos momentos sus negocios cerrados y sin ingresos. “No se pueda ser egoísta, tenemos que ser solidarios”, afirmó la regidora.

Mientras tanto, la respuesta de los sindicatos ha sido dar plantón al delegado municipal de Personal, Ángel Martínez, con el que tenían previsto mantener en la mañana de hoy un encuentro para abordar la situación y el despido de ocho empleados de Educación. “Nos han dicho que responderán por escrito”, dijo Martínez.

Ante esta situación el edil recurrió a los medios de comunicación para hacer pública la oferta que tenía pensado plantear en el encuentro y que consiste en la suspensión de los despidos si aceptan reducir de 700.000 euros a 350.000 euros la partida de beneficios sociales mediante la que se abonan material escolar, indemnizaciones por jubilación anticipada o gratificaciones por casarse o por hijos en el mes de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios