Día Mundial Contra el Cáncer de Mama Cáncer de mama en hombres, una enfermedad desconocida

  • Aunque se trate de una patología más normal en mujeres, un 1% de los cánceres de mama que se diagnostican en España es en hombres

Un hombre sometiéndose a una ecografía de mama Un hombre sometiéndose a una ecografía de mama

Un hombre sometiéndose a una ecografía de mama / M.G.

El Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, celebrado todos los 19 de octubre, sirve como conmemoración a todas aquellas personas que padecen esta enfermedad, así como un recordatorio social referente al compromiso por la investigación y el diagnóstico precoz de esta enfermedad.

El cáncer de mama se origina en el tejido mamario, algo que poseen tanto hombres como mujeres, por lo que la posibilidad de padecer este tipo de cáncer está en ambos sexos. En el caso de los varones es infrecuente, ya que, según los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Cáncer (NIH), representa menos del 1% de los casos de cáncer de mama.

Este tipo de cáncer se produce, tanto en hombres como en mujeres, por el desarrollo de células cancerosas en el tejido mamario. Existen, además, factores de riesgo que, aunque no implica necesariamente padecer la enfermedad, pueden suponer un aumento en la probabilidad. Entre estos factores constan recibir tratamiento con radioterapia dirigida a la mama o al tórax, o presentar una enfermedad relacionada con concentraciones altas de estrógeno en el cuerpo, como cirrosis (enfermedad del hígado) o síndrome de Klinefelter (trastornogenético). 

Sin embargo, el cáncer de mama a veces puede originarse por mutaciones heredadas en los genes. La prevención en esta enfermedad es crucial, por ello hay pruebas que permiten detectar estos genes mutados. Algunas veces, estos estudios genéticos se llevan a cabo en miembros de una misma familia con un riesgo alto de presentar cáncer. 

El cáncer de mama que se detecta en un estadio más temprano tiene mayor posibilidades de curarse

Hay ciertos signos que pueden suponer cáncer de mama, sin embargo es importante tener en cuenta que esos síntomas también son características de otras afecciones, por lo que, en el caso de duda, siempre lo recomentable es acudir al médico y someterse a un estudio.

Entre los signos mencionados destaca la palpación de una masa o engrosamiento de la mama, cerca de ésta, o en el área de la axila; un cambio en el tamaño o la forma de la mama, la aparición de hoyuelos o arrugas en la piel de la mama; la secreción de líquido que sale del pezón, en especial, si tiene sangre; la piel escamosa, roja o hinchada en la mama, el pezón o la aréola; o un tacto en la mama que resulta como la piel de naranja.

El Instituto Nacional de Cáncer apunta que la supervivencia para los hombres con cáncer de mama es similar a la de las mujeres cuando se hace el diagnóstico en el mismo estadio. No obstante, el cáncer de mama masculino a menudo se diagnostica en un estadio más avanzado.

Pautas para una vida saludable

Las revisiones periódicas son esenciales en este tipo de enfermedad, ya que el cáncer que se detecta con tiempo, tiene más probabilidades de curarse. Ante cualquier síntoma, acuda al médico para que sea derivado al especialista. 

Según apunta la Asociación Española Contra el Cáncer (Aecc), aunque esta enfermedad no se puede prevenir, estudios recientes parecen demostrar que el riesgo de padecerla se puede reducir realizando ejercicio físico de forma regular (al menos 4 horas a la semana). Esto, además, ayudará a evitar el sobrepeso y la obesidad, un factor de riesgo con un nivel de evidencia científica.

Es importante llevar una dieta sana y equilibrada donde la fruta y la verdura sean las protagonistas, ya que su ingesta supone la disminución en más de un 20% de padecer cualquier tipo de cáncer. En el hilo de la alimentación, se recomienda la menor cantidad de azúcar posible. El Instituto Nacional de Cáncer reconoce que estudios de investigación han indicado que las células cancerosas consumen más azúcar que las células normales y, aunque esto no suponga que eliminar el azúcar de la dieta va a suponer que un cáncer disminuya, sí es cierto que su consumo en exceso, como se ha indicado previamente, puede tener como consecuencia un aumento excesivo de peso, y la obesidad está asociada a un riesgo elevado de padecer varios tipos de cáncer.

Finalmente, la Aecc apunta que cada vez existen más evidencias de la relación directa entre el consumo de alcohol y el cáncer, por lo que recuerda que "la mejor cantidad de alcohol para prevenir el cáncer, es nada de alcohol".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios