Salud y Bienestar

"Debemos evaluar aquello que va más allá de la piel"

  • La implicación de distintos profesionales es clave para aportar calidad de vida y vigilar las comorbilidades

Enrique Herrera y Miguel Ángel Calleja. Enrique Herrera y Miguel Ángel Calleja.

Enrique Herrera y Miguel Ángel Calleja.

La psoriasis es una enfermedad que, si no está adecuadamente tratada, puede mermar enormemente la calidad de vida, el estado anímico o la vida sexual. Durante el encuentro, el doctor David Moreno subrayó la importancia de evaluar con el paciente aquello que va más allá de las afectaciones de la piel. "Es algo sobre lo que trabajamos desde hace tiempo. De hecho, un paciente, independiente de su clasificación leve, moderada o grave, si tiene afectación en órganos sexuales es tratado con el abordaje necesario para lograr que esa persona pueda tener relaciones sexuales normales. Tratamos de no ver solo la salud en términos de mortalidad sino en términos de carga de enfermedad y eso alcanza al bienestar y a la calidad de vida".

En esta línea, el doctor Enrique Herrera matizó que "la relación médico-paciente siempre es mejorable y nos gustaría tener más tiempo y capacidad de empatizar con los pacientes". Aun así, "ponemos mucho esfuerzo en hacerlo y ofrecer una atención integral en aspectos más íntimos. Existen experiencias en las que hay Unidades específicas con un psicólogo adjunto. Ese sería un planteamiento ideal".

Por último, el doctor Moreno abogó por "ir más allá" en el abordaje de las comorbilidades. Para ello, "hay que trabajar la comunicación con otros especialistas e innovar en la relación con Atención Primaria para mejorar factores como riesgo cardiovascular o sobrepeso; y eso atañe también a la enfermería". "Tenemos que avanzar más en la disminución de riesgos asociados en el paciente con psoriasis y eso es tarea de todos los profesionales de la salud", concluyó Moreno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios