Actividad educativa Charla sobre anorexia, bulimia o vigorexia

La realidad de los trastornos alimentarios

  • La Asociación para la Defensa contra la Anorexia y la Bulimia habla de la prevención en el instituto Bahía de la ciudad

Explicar qué es la anorexia, la bulimia o la vigorexia y cómo se previenen es el objetivo que la Asociación para la Defensa contra la Anorexia y Bulimia (Adab) se ha marcado para la nueva actividad que desarrolla estos días en el instituto Bahía, charlas informativas para tratar con los alumnos sobre los trastornos de la alimentación. "Pretendemos que los chicos participen, que pregunten o cuenten algún caso que conozcan", comenta Begoña Rodríguez, que forma parte como voluntaria del equipo de trabajo de esta iniciativa en que figuran una psicóloga, una trabajadora social y una integradora social.

Una integradora social es una experta que trabaja con los pacientes que en este caso han sufrido algún tipo de trastorno de la alimentación y que necesitan ayuda para volver a su vida: dejaron su trabajo, los estudios o se han quedado fuera del grupo de amigos. "Ella les explica a los alumnos que de no dejen aislados a nadie", apunta Begoña Rodríguez. Ayer lo hizo en el instituto Bahía -frente a alumnos de tres clases, dos de tercero de Secundaria y una de cuarto-, donde seguirán las charlas hasta el jueves, después se trasladarán a otro centro de Cádiz y ya han estado en otras localidades de la provincia, como Jerez. El Ayuntamiento de San Fernando subvenciona las visitas a los centros de la ciudad, la Diputación subvenciona los encuentros que se producen en la provincia.

En la charla se incide en el tema de la prevención, por eso no da excesiva información del comportamiento de un bulímico y sí unas pautas básicas. Se insiste mucho en la importancia de una buena alimentación, de una dieta sana, y se derrumban los falsos mitos de la alimentación. Qué no engorda cuando se dice lo contrario, qué engorda y se cree que no.

Otra falso mito se elimina de un plumazo, la perfección de los famosos que salen en las revistas. "Se les muestra imágenes retocadas y la fotografía real para que vean qué se hace con el photoshop", señala Begoña Rodríguez. Poner pecho, quitar caderas, reducir grosor de piernas, redondear nalgas, eliminar papadas, arrugas y ojeras, reducir cintura o eliminar celulitis son algunas de las prácticas habituales en la fotografía actual, lo que enmascara la imagen real y engaña al público.

En el encuentro se les deja un tiempo a los estudiantes para que preguntan o hagan el comentario que deseen. Se les pregunta si conocen a alguien. Suele ser algún familiar o un amigo. ¿Y si encuentran a alguien con un problema alimentario? "Pues somos muy cuidadosos, para que la persona no se sienta violenta, no la miramos directamente cuando hablamos", contesta esta joven voluntaria.

En algunas ocasiones se acercan después de que termine la charla para hablar de otras personas o de ellos mismos, pero sobre todo llaman a la asociación. "Suelen decir que conocen a alguien", puntualiza. Se les recomienda entonces acudan con su madre o con un profesor, cuando son menores. "Normalmente viene con un profesor porque no se atreven a contárselo a sus padres", asegura Begoña Rodríguez.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios