Semana Santa

Día de libertad y estrenos

LA provincia sigue viviendo su semana grande de pasión. En la jornada de ayer Vélez y varios municipios de la costa presenciaron una nueva jornada cofrade. El Miércoles Santo veleño lo abrieron Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto y María Santísima de los Desamparados poco antes de las 20:00. La primera como desde hace algunos años con el privilegio de liberar a un preso. Así, un vecino de 48 años Véle-Málaga con dos hijos y una condena de nueve años por un delito contra la salud pública vio la libertad tras acompañarlo por las calles del centro histórico.

Por su parte el Huerto se asomó a la ciudad con la materialización de uno de sus proyectos más deseados: el palio de María Santísima de los Desamparados al que este año se le ha terminado el bordado de las bambalinas. Junto a éstas lució una estrellas de alpaca plateada. Cerraron la noche Nuestro Padre Jesús Cautivo Medinaceli y Santa María Madalena.

El Miércoles Santo de Fuengirola estuvo protagonizado por la procesión de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Nuestra Señora de los Dolores que, como cada año, invadió las calles del barrio de Los Boliches. Entre las novedades destacó el estandarte de Nuestra Señora de los Dolores, diseño de Miguel Ángel Martín Cuevas, y realizado en los talleres de Juan Rosén. La pintura de la Virgen corrió a cargo Ángel Giró. La salida procesional contó con el acompañamiento de la Agrupación Musical Las Lagunas, que encabezó el desfile, así como la Banda de Cornetas y Tambores Lágrimas de San Pedro que acompañó al trono de Jesús.

En Mijas, el pueblo blanco volvió a ser el centro de la Semana Santa, por cuyas calles paseó ayer la Cofradía del Santo Cristo de la Columna. El trono contó con el acompañamiento de casi un centenar de nazarenos, así como de la Banda de Música de Nuestra Señora de la Peña y San Sebastián.

Alhaurín el Grande fue ayer fiel a su cita con la primera de las representaciones en vivo de la Pasión y acudió de manera multitudinaria a la plaza de la iglesia del Convento que sirvió como escenario a los cofrades del Santísimo Cristo de la Vera Cruz que se convirtieron en los actores de la noche. Los verdes, como se conoce popularmente a la cofradía interpretaron diferentes pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento como el Sacrificio de Isaac, la Ofrenda del Perfume, la Despedida de Madre e Hijo, las Treinta Monedas, la Sagrada Cena, la Oración en el Huerto y el Prendimiento de Cristo.

En Marbella, la salida procesional de la Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísimo del Mayor Dolor y Santo Sepulcro atrajo, como ya es tradición, al mayor número de visitantes y penitentes de Marbella. No en vano, el Nazareno es una de las imágenes más queridas. Con su trono de seis varales, María Santísima del Mayor Dolor, La Guapa, vio cómo Carmen Sevilla daba su mazazo de honor.

En Ronda, dos de las hermandades rondeñas que ponen un mayor número de nazarenos en la calle procesionaron ayer por el municipio. La Columna fue la primera en salir desde la iglesia de San Cristóbal cuando comenzaba a caer la noche. Posteriormente, el Silencio tomó la ciudad del Tajo. A su paso únicamente se oye el ruido de las enormes cadenas de los hermanos penitentes.

La plaza de San Sebastián de Antequera se llenó por la mañana de gente para ver llegar desfilando de forma solemne a los caballeros legionarios, que se encargaron de portar en sus hombros al Cristo del Mayor Dolor. Un poco antes de las diez de la noche y desde la iglesia de San Sebastián hizo su salida el Cristo del Mayor Dolor, que este año lució más que nunca al estrenar la segunda canastilla a modo de peana de estilo antequerano, que sustituyó al tradicional monte de claveles rojos, consiguiendo que brillara con luz propia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios