Semana Santa

Duerme Manolo a los pies de Ella

Cátedras de adversidad

He visto llorar a niños y niñas cuya primera procesión de su vida no pudo salir a la calle a causa de la lluvia. Pero nunca había visto llorar a niños y niñas porque habían tenido que devolver sus túnicas después de que su procesión fuera declarada "ilegal" por la autoridad eclesiástica unos días antes de su fecha de salida. Sí, eso ha pasado en Málaga, la ciudad del paraíso. Hoy la Pollinica querrá que los niños y niñas se acerquen a Él, porque Él vino a luchar contra el pecado y no contra los elementos. En las canteras cofrades también se enseña a hacer frente a la adversidad. Aquí vamos para catedráticos.

Una 'niña' de 30 años

Nuestros hijos, aunque hayan cumplido ya los 30 años, seguirán siendo siempre "nuestros niños". Así está pasando en el mundo de las cofradías. La Hermandad de la Salud, por ejemplo, conserva la etiqueta de "nueva", pese a que en su 30 aniversario acumule ya un recorrido suficiente de madurez para saber lo que hace. Una exposición lo ha recordado. Y este año tiene manos para estrenar en el Domingo de Ramos el nuevo manto bordado en oro para la Virgen. Presentó la pieza Jesús Castellanos y ha sido realizada en el taller de Felicitación Gaviero según idea de Francisco Puente (él sí que sabe) y diseño de Eloy Téllez.

Huerto de estrenos

Las lluvias caídas en el último invierno permitirán este año que Nuestro Padre Jesús vaya Orando en el Huerto sobre su trono y arropado por un olivo de tronco fino y muy frondoso. También estrena la nueva túnica bordada en oro que con tanto cariño se ha realizado en el taller de Manuel Mendoza con diseño de Salvador Aguilar. Y puestos a estrenar, pronto estrenará en su heráldica el título de franciscana, que no será sólo un título, sino una forma de vida de acuerdo con el mensaje de San Francisco de Asís. Otros quieren añadir al Santo Job, por lo de la paciencia. Ellos sabrán por qué lo relacionan.

Cuesta arriba

Azahar en Primavera. Me he acordado de los poemas de mi amiga Alfonsina Domínguez -que ya está en los cielos- al leer hace unos días el artículo de Raúl López sobre la Semana Santa, "una semana de pasión, una semana difícil para aquellas personas con movilidad reducida". "Moverse entre miles de personas -añade Raúl- es difícil para todos, pero especialmente para nosotros". Muchas veces subí la calle Carrión para visitar a Alfonsina y "darle el parte" de las barreras arquitectónicas en los días de nuestra semana mayor. Unas se habían superado y otras estaban en el mismo sitio de siempre. Eran nuestros particulares "partes de guerra" contra la discriminación hacia quienes no podían caminar como los demás. Hemos avanzado mucho en esta ciudad afortunadamente. Alfonsina que estás en los cielos: cuando los hombres de trono del Prendimiento logren superar la cuesta, camino de su casa, pensaré que muchos discapacitados también alcanzarán la cima.

Dulces saludos

Otra "niña" -de 25 años- cree que llegó su momento de dar ese salto sustancial que se necesita para consolidar la labor realizada y que ha permitido a la hermandad "formar parte imprescindible de la Málaga procesionista", como afirma la Salutación. Y seis mujeres portarán a quien que se conoce por su Dulce Nombre de María. Es otra cofradía "nueva", fundada en 1988, que sigue saliendo de la Plaza de Capuchinos desde un tinglao que, como diente de leche, tiene fecha de caducidad.

Eterna juventud

La Cofradía de la Humildad, que estrena la nueva bambalina frontal del palio de la Virgen de la Merced con diseño de Eloy Téllez, recuperó el Pregón de la Juventud Cofrade en su XIV edición. Había estado ausente once años en la agenda cofrade malagueña. La noticia se hizo oficial tras la celebración eucarística que tuvo lugar en la festividad de San Juan Evangelista. El santo patrón quiere demostrar cada año que la juventud no es una enfermedad que se pasa con el tiempo. Ahí está el ejemplo de Francisco Jiménez Valverde, que pronunció un pregón "fantástico y realmente cautivador", como me decía en un correo uno de sus admiradores, Pablo Escolar Porras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios