Semana Santa

La gala de los sentidos por el centenario de la Agrupación de Cofradías de Málaga

  • La efeméride de la entidad ya cuenta con una obra pictórica de Raúl Berzosa y una marcha musical de Juan José López Sandoval

Todos los presidentes de la Agrupación de Cofradías junto al obispo en el Teatro Cervantes.

Todos los presidentes de la Agrupación de Cofradías junto al obispo en el Teatro Cervantes. / Álvaro Cabrera (Málaga)

Esta vez sí pudo ser. Dos meses más tarde de lo previsto, el Teatro Cervantes acogió este sábado 20 de marzo la gala conmemorativa por el centenario de la Agrupación de Cofradías de la Semana Santa de Málaga. Al comienzo del acto se colocó la bandera de la Agrupación junto a la cruz guía que abre el cortejo procesional del Cristo Resucitado y la Virgen Reina de los Cielos. 

El centenario son recuerdos y vivencias. Cobijados por todos los guiones corporativos de las hermandades y cofradías agrupadas de la ciudad, se ubicaron los componentes de la Banda Municipal de Música de Málaga. "No hay ninguna persona que no sea consciente de lo que representa la Agrupación de Cofradías de la Semana Santa de Málaga", indicaba Santiago Souvirón en su intervención inicial. "Las hermandades crecen y están comprometidas con la igualdad", recalcó Marina Fernández. Ambos periodistas presentaron la ceremonia.

El centenario son años de intenso aroma a incienso que se desprendía en el teatro impregnado hasta en la fragancia del gel hidroalcohólico que ofrecía la organización al entrar al recinto. Tras una breve charla entre ambos profesionales de la comunicación, entró en escena Luis Merino, el presidente de la comisión del centenario. "Los cofrades somos cristianos de fe sencilla pero profunda. Somos expresivos, directos, barrocos y andaluces. Tenemos el mismo contenido, somos defensores de la fe", afirmó Merino.

El presidente de la comisión afirmaba que el centenario es fruto del trabajo de años que tienen como resultado varias comisiones que trabajan en distintos ámbitos como el religioso, cultural y acción social, entre otros. De esta manera, Merino aprovechó para explicar los actos que se desarrollarán con motivo de la efeméride de la entidad cofrade de San Julián, siempre y cuando la evolución de la pandemia lo permita.

Autoridades presentes en la gala del centenario. Autoridades presentes en la gala del centenario.

Autoridades presentes en la gala del centenario. / José Miguel Ramírez (Málaga)

El centenario es la banda sonora para muchos cofrades malagueños. Por ello, se interpretó por primera vez la marcha 'Centenario' por parte de la Banda Municipal. Una melodía compuesta por Juan Jesús López Sandoval que arranca solemne y con fuerza. A medida que avanzaron sus dulces acordes andaluces la emoción brotaba cada vez más en el patio de butacas. "Muy pocas cosas han atraído más al universo cofrade que nuestras bandas musicales, que se han integrado con una constancia admirable obteniendo un resultado espléndido", comentó el insigne cofrade Carlos Ismael Álvarez en la presentación de la composición musical.

"No tenemos ningún derecho a quejarnos por no tener desfiles procesionales este año", quiso reivindicar Álvarez, y es que peores fueron muchos tiempos pasados. Tras la interpretación de la marcha, Carlos Ismael Álvarez y la vicepresidenta de la Agrupación de Cofradías, María del Carmen Ledesma, entregaron al compositor un recuerdo en agradecimiento por la marcha que pone sonido a la efeméride cofrade.

El centenario es también arte pictórico y deleite para la visión. Como si del mismo cielo bajaran, el Cristo Resucitado y la Virgen Reina de los Cielos descendieron por el escenario. La obra de Berzosa, repleta de detalles, reza en su parte inferior la palabra ‘Centenario’.Cada letra nos relata en su interior una huella de la historia de la Agrupación de Cofradías de Málaga", explicó la cofrade Paloma Saborido. Comienza por la archicofradía de la Sangre, que aparece en el interior de la iglesia de la Merced, primera sede de la Agrupación y lugar donde se firmó su fundación; La Saeta, la casi centenaria revista, creada en 1922; el altar del Corpus, con el que la Agrupación honra al Santísimo Sacramento; la iglesia de San Julián, que se vislumbra como sede de la Agrupación desde 1987; la fundación Corinto; Santa María de la Victoria, la Patrona, presente en la firma del acta fundacional; el pregón oficial de Semana Santa; la Pollinica, la cofradía que entró por vez primera en el nuevo recorrido oficial de 2019; la música, representada por un fragmento del Poema Sinfónico a la Semana Santa de Málaga de Perfecto Artola; y el Rey Gaspar en la cabalgata como como muestra de la unión indefectible de Málaga con su Agrupación. Una obra pintada con maestría en la que se recogen 100 años de historia cofrade.

"La vida un día nos para, nos destroza y nos desgarra", arrancaba una emocionada Paloma Saborido, última pregonera de la Semana Santa de Málaga, para presentar el cartel de Berzosa. La cofrade de Pollinica reivindicó la celebración de esta efeméride, porque en sus propias palabras, la historia de la Agrupación de Cofradías es la misma que la de todos los malagueños.

Para despedir el acto subieron al escenario todos los presidentes de la Agrupación, excepto Jesús Saborido, que se encuentra hospitalizado y que recibió una gran ovación. "Los cofrades nos unimos en el dolor con todos aquellos que siguen sufriendo esta difícil situación, mi oración va por todos ellos", expresó Pablo Atencia, actual presidente de la Agrupación de Cofradías. La fe, el compromiso y la ilusión fueron los tres atributos que destacó Atencia y por los que es posible la realidad cofrade de Málaga y de su Agrupación. "La efeméride pasará; nuestro papel en el mundo cofrade malagueño es efímero, pero la labor y dedicación que realizáis perdurará para siempre", expresó Atencia.

"Queridos cofrades, muchas felicidades y enhorabuena por este centenario", sentenció el obispo de Málaga, Jesús Catalá. La máxima autoridad eclesiástica comentó que es un defensor convicto de las cofradías y un buen conocedor de las mismas. "No se pueden calibrar los frutos de tantas procesiones, vigilias, veneraciones, horas de oración, confesiones y penitencias, todo esto representa un mar sin fondo. Pero están, y lo sostienen todo", explicó el obispo.

Una gala del centenario en la que faltó ese sentido abrazo por lo conseguido y por el futuro que está por venir, pero en la que las miradas de orgullo y satisfacción entre los presentes suplieron ese gesto afectivo. Porque los sentidos afloraron en el penúltimo sábado de cuaresma. Málaga hizo historia, y seguirá escribiendo, con la ayuda de todos, una intensa vida cofrade.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios