Columna

Marbella recibe al Cristo de la Columna

  • Dos tronos procesionaron este Lunes Santo por las estrechas calles del casco antiguo

Marbella recibe al Cristo de la Columna Marbella recibe al Cristo de la Columna

Marbella recibe al Cristo de la Columna

Aún no había caído la noche cuando los vecinos de Marbella se hacían a un lado en la plaza de la ermita del Santo Cristo, en pleno centro de la localidad, para no perderse la salida del trono del Cristo Atado a la Columna en la habitual noche del Lunes Santo en el municipio. La salida del templo es, como cada año, uno de los momentos más esperados por los fieles, al igual que su llegada tras completar el recorrido, debido a la dificultad que afronta esta cofradía como consecuencia de la estrechez de los pórticos de la ermita, una maniobra que hace sudar a los hombres de trono nada más comenzar el desfile pero que merece la pena por ver, un año más, desfilar a sus titulares por las blancas y estrechas calles del casco antiguo.

Los hermanos de la cofradía estrenaron en procesión el nuevo escudo de la hermandad

Fue un Lunes Santo especial para los hermanos de la cofradía, que estrenaron escudo de la hermandad después de que se aprobara en cabildo el pasado mes de enero. El nuevo escudo incluye la referencia al Cristo de la Vera Cruz, que no procesiona. Pero no fueron los únicos estrenos de la noche. La imagen del Cristo de la Columna, sobre un trono barroco y un manto de claveles rojos, estrenó unas potencias regalo de un grupo de hermanos de la cofradía. Lo custodiaban alrededor de 200 nazarenos vestidos con túnicas verdes y capirotes y cíngulo blancos, entre ellos un gran número de niños pequeños. A estos, se suman un total de 42 portadores del trono, que se mecía a los sones de la Agrupación Musical de Marbella a su paso por la calle Ancha, donde lo esperaban un buen número de vecinos y visitantes de diferentes nacionalidades antes de girar por la plaza Puente de Ronda y perderse por las calles del municipio.

Muy de cerca iluminaba sus pasos María Santísima Virgen Blanca, acompañada de la banda de música de la Veracruz de Almogía, que estrenó un rostrillo, cortesía también de hermanos de la cofradía. La imagen del siglo XVIII paseó por el casco antiguo en un trono de color plata engalanado con flores blancas.Entre otros estrenos, también destacó el nuevo estandarte de la cruz del Cristo de la Veracruz y la uniformidad de los nazarenos, con túnica verde y capirote y cíngulo negro.

Entre los momentos más emotivos y esperados de la jornada, según el Hermano Mayor de la cofradía, Alberto Mendoza, destacan el paso de las imágenes por la estrecha calle Atarazanas, donde solo es posible ver los tronos desde los balcones; la estación de penitencia en la Iglesia de la Encarnación; y de nuevo su vuelta por el barrio de Leganitos ya entrada la noche y la subida por la plaza Puente de Ronda hasta llegar a su templo, donde de nuevo los vecinos se harían a un lado para dejar hacer a los hombres de trono.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios