Miércoles Santo en la Costa del Sol Sentir 'a medias' en la costa

  • Fuengirola y Estepona suspendieron las procesiones previstas por la amenaza de lluvia

  • Marbella recortó su recorrido habitual

  • Mijas disfrutó del Cristo de la Columna con la mirada puesta en el cielo

Sentir a medias en la costa Sentir a medias en la costa

Sentir a medias en la costa

La amenaza de lluvia deslució la noche del Miércoles Santo en la Costa del Sol Occidental. Fuengirola y Estepona suspendieron las procesiones previstas para esa noche, solo Marbella y Mijas disfrutaron de la salida de las imágenes, aunque en ambos casos hubo modificaciones en el recorrido.

Marbella

Marbella volvió a reencontrarse con el Nazareno en la noche del Miércoles Santo, aunque la probabilidad de lluvia a partir de las 23:30 horas obligó a realiar cambios en el recorrido de última hora, que fue más breve de lo habitual. Entre las primeras medidas, la salida de la Cruz Guía se adelantó a las 20:00 horas, media hora antes de lo previsto inicialmente, para asegurarse de que las imágenes regresaran a su templo antes de que cayeran las primeras gotas.

Pese a la previsión meteorológica, los marbelleros pudieron disfrutar de la salida de Nuestro Padre Jesús Nazareno, portado por 120 hombres de trono. Se trata de una de las cofradías más antiguas del municipio y, por tanto, una de las que mayor fervor despierta en la localidad. Cada año, tras el trono del Cristo, le sigue un reguero de promesas. El acompañamiento musical corrió a cargo de la Agrupación Musical Marbella.

A la imagen de José Rivera, restaurada hace una década por el malagueño José Dueñas, le seguía de cerca el trono de la Virgen del Mayor Dolor, que estrenó las barras de palio, las antiguas se han reutilizado para el altar del Nazareno. También estrenó una peana nueva y dos broches donados por camareras, albaceas y vestidor de la cofradía. La banda de música de la Hermandad de Los Moraos de Alhaurín El Grande, con quien están hermanados, fue la encargada de poner sus sones a la Virgen.

El trono del Cristo llegó de nuevo a la plaza de la Iglesia de la Encarnación sobre las 22:30 horas, a la espera de reencontrarse de nuevo con la Virgen. Pese a los nervios de los hermanos de la cofradía ante las primeras gotas en mitad del recorrido, en la zona de Puente Nuevo, finalmente pudo completarse la procesión, que duró dos horas y media, sin contratiempos.

Fuengirola

Había muchas ganas e ilusión por ver en la calle al Cristo de los Boliches, pero la Hermandad del Cautivo y la Virgen de los Dolores tomó la decisión más dificíl que se puede tomar en las horas previas al inicio del desfile: se suspendía la procesión por la amenaza de lluvia durante su recorrido y la imposibilidad de refugiar a las imágenes durante el mismo.

Hacía diez años que el Cautivo fuengiroleño no se quedaba sin procesionar, desde 2008, también por la amenaza de lluvia. La Cofradía optó entonces por realizar una estación de penitencia dentro de su casa hermandad. Las puertas se abrieron a la hora prevista, a partir de las 21:30, y la agrupación musical de Las Lagunas, que en un principio iba a ir en cabeza en la procesión, fue la encargada de poner sus sones a las imágenes, que se mecían en el interior de la casa hermandad entre aplausos de los bolicheros. Las puertas permanecerían abiertas durante toda la noche, hasta la hora prevista del encierro, sobre las 1:30 de la madrugada, para aquellos que quisieran ver a sus Sagrados Titulares.

La procesión del Cautivo y la Virgen de los Dolores por Fuengirola es una de las más largas y complicadas, pues ambos tronos deben cruzar las vías del tren, lo que requiere de una maniobra que supone un gran esfuerzo para sus portadores.

Mijas

Aunque con la vista siempre puesta en el cielo, el Cristo de la Columna procesionó este Miércoles Santo por las calles de Mijas Pueblo junto a la Virgen de la Esperanza. La talla, obra del imaginero Manuel Secuella de Olot que data de 1982, volvió a dejar numerosas estampas en la localidad, con la sierra al fondo como escenario, a su paso por las blancas y estrechas calles del municipio costasoleño.

Estepona

No pudo ser. Ni el Cristo Cautivo ni la Virgen de la Salud de Estepona procesionaron debido a la amenaza de lluvia y ante la imposibilidad de resguardarse a mitad de recorrido. La Hermandad esperó hasta última hora para tomar esta difícil decisión, pero finalmente optó por suspender la procesión, que estaba prevista para las 20:30 horas de la tarde. La Cofradía mantuvo abiertas las puertas de la Casa Hermandad hasta la 1:30 para la visita de sus Sagrados Titulares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios