Semana Santa

Ronda vibra con la salida del Huerto

  • La empinada rampa de acceso a la calle dejó un gran trabajo a los costaleros

Salida de la cofradía del Huerto de Ronda. Salida de la cofradía del Huerto de Ronda.

Salida de la cofradía del Huerto de Ronda. / Javier Flores

Lunes Santo de Oración en el Huerto en las calles de Ronda. Una de las cofradías más esperadas de la Semana Santa rondeña, única que procesionó durante la jornada de ayer, volvió a hacer vibrar a los rondeños y visitantes con su salida desde la iglesia de Santa Cecilia.

La empinada rampa que permite a los costaleros llevar a los pasos hasta la calle, con el telón de piedra como fondo, volvió a hacer que se viviesen algunos de los momentos más emotivos de la Pasión.

Un trabajo milimétrico que hicieron costaleros y capataces para hacer realidad lo que parece imposible, dadas también las reducidas dimensiones que tiene la puerta de salida del templo. No faltaron los suspiros entre los asistentes y hasta algún pequeño grito al pensar que no era posible la maniobra, en especial, entre aquellos que acudían por primera vez a presenciar la salida de esta cofradía. También los más veteranos reconocían que tenían un “pellizco” en el cuerpo hasta que los pasos llegaron a tierra.

El Martes Santo queda reservado para el Vía Crucis de la Agrupación

Todo ello rodeado de un silencio casi sepulcral para permitir que las órdenes llegasen adecuadamente al interior de los pasos y que se rompió en aplausos tras completarse la salida de ambos. Una vez allí, el color verde de los hermanos nazarenos del Señor Orando en el Huerto se encaminaron hacia la plaza de los Descalzos, un bello rincón con sabor a pequeño pueblo que se conserva en pleno centro de la ciudad. Casas bajas en una plaza de naranjos que desprenden en estos días un intenso olor a azahar, lo que hizo que la estampa cofrade fuese absoluta. Olor e imagen pura de Semana Santa.

Como viene siendo habitual, ayer también se produjo una gran concentración de público en los alrededores de la iglesia de Santa Cecilia, ya que se trata de unas de las imágenes más bellas que se producen a lo largo de la semana. Además, el buen tiempo reinante y la temperatura agradable también hicieron que el ambiente fuese el ideal para disfrutar de esta procesión, previa a la parada que tendrá lugar hoy, ya que en la ciudad del Tajo el Martes Santo está reservado para el Vía Crucis que organiza la Agrupación de Hermandades y Cofradías de la ciudad y que recorrerá las calles del casco antiguo.

Un vía crucis penitencial que saldrá desde la iglesia de Padre Jesús y que se dirigirá hacia la colegiata de Santa María, aunque antes pasará por las calles empedradas de la cuesta de Santo Domingo, dejando a su paso imágenes de gran belleza y recogimiento en un entorno lleno de puentes, arcos y murallas como fondo. Ya en el interior de la barriada de la ciudad, las callejuelas que llevan hasta Santa María también se llenarán por el rezo y la luz de las velas que suelen llevar los asistentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios