Semana Santa

Siempre vuelven a la superficie

Un futuro incierto

La jornada del Jueves Santo llegó a estar tan consolidada que algunos cronistas, de un año para otro, podían copiarse a sí mismos cambiando sólo las fechas y las condiciones meteorológicas. La incorporación de la Santa Cruz y de la Cena han ido rompiendo esquemas. Y en la actualidad, las inseguras relaciones con Defensa hacen que no podamos predecir que es lo que pasará de un año para otro. Y aunque muy pocos malagueños lo desean, no es descabellado pensar que en un futuro nos podríamos encontrar con una Semana Santa en que la presencia militar hubiera pasado a la historia. Conviene tocar madera, madera de la propia cruz.

Y éramos pocos

Por si éramos pocos el Jueves Santo, la Asociación de Llagas y Columna organiza una bajada al centro. Como es sabido, esta asociación pretende recrear las procesiones decimonónicas en Málaga, acercando el Cristo a sus dos históricas sedes: la desaparecida iglesia de la Merced (donde estuvo radicada durantes dos siglos, desde 1634 a 1835) y la Parroquia de Santiago (donde se veneró en la actual capilla de Fátima desde 1835 hasta 1931). Precisamente en Santiago fue donde acaeció el famoso episodio del rayo que entró durante una tormenta en el interior del templo. Preguntar a Obispado y Vía Pública.

Morralla y caviar

Le oí decir a un pregonero (en la calle, no en el Cervantes) que en Málaga había dos cofradías importantes y que lo demás era morralla. Hoy salen Santa Cruz, Sagrada Cena, Viñeros, Mena, Misericordia, Zamarrilla y Esperanza. Si alguno descubre la morralla y el caviar en esta lista, peor para él, porque no sabe que una de las virtudes de la Semana Santa de Málaga es que está llena de contrastes y que ninguna cofradía está de sobra. Y la que esté de sobra caerá por su propio peso y no porque lo diga un pregonero. Digo esto porque me ha dado hoy por recordar cómo recibieron a las cofradías nuevas.

Cena con buen menú

El pasado año la Hermandad de la Sagrada Cena trasladó las imágenes de sus sagrados titulares a la iglesia de los Santos Mártires Ciriaco y Paula, su nueva sede canónica. Era un paso muy importante, pues si lo había sido conseguir un solar, edificarlo y trasladarse desde la estación a su casa de hermandad del centro histórico, quedaba por aprobar una de las más importantes asignaturas: el culto al Señor y a María Santísima de la Paz. Encajaron bien física y espiritualmente en su nueva parroquia, pese a ser una "familia numerosa"; hubo relevo de hermano mayor; llegó la Cuaresma y aprobaron la prueba de asistencia a los cultos y superaron con gran dignidad el traslado a sus tronos procesionales en vísperas de la Semana Santa. El nuevo itinerario de hoy es otra muestra de que los hermanos y el pueblo de Málaga podemos disfrutar aún más con esta querida cofradía sin que nadie le haga sombra.

Hay gente para todo

Recuerdo con cariño los años en que retransmití para la radio el paso de las cofradías por la Catedral. Fijo allí -todo un lujo- para describir con palabras el silencio y para anunciar con mi silencio las palabras que allí se pronunciaban en forma de oración. Hoy entrarán en el primer templo la Santa Cruz a las 19,50 horas y Viñeros a las 21,35 horas. En esos mismos momentos habrá bulla en otros puntos de la capital. Puede que yo ande por la Catedral. Y es que hay gente para todo.

De todo se sale

Viñeros, por otra parte, dará ejemplo del afán de superación. No renace de cenizas, porque aquí no hubo incendio, sino que hace frente a los desperfectos que se produjeron en un traslado del trono de Cristo. Veremos una fase de restauración hecha en los talleres de Francisco Pineda, que afecta a la mitad inferior de la peana, que mantiene su planta en forma de cruz, y la adaptación de la parte superior. Añadir el Mater Dolorosa realizado por Adán Jaime con material plateado y terciopelo negro, así como el Libro de Estatutos, del mismo autor y en plata de ley. Del nuevo trono de la Virgen ya van asomando elementos. Larga historia de paz la de este nuevo trono fruto de votación democrática.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios