Semana Santa

"En un camino no se deja huella sin interiorizar"

  • juan manuel montiel.Director de la Escolanía de San Estanislao de Kotska

Juan Manuel Montiel dirige a la escolanía de San Estanislao el pasado Viernes de Dolores, durante el traslado de Viñeros. Juan Manuel Montiel dirige a la escolanía de San Estanislao el pasado Viernes de Dolores, durante el traslado de Viñeros.

Juan Manuel Montiel dirige a la escolanía de San Estanislao el pasado Viernes de Dolores, durante el traslado de Viñeros. / j. l. p.

Su inquietud, sea el momento que sea, es la música. Director de la Escolanía de San Estanislao de Kotska y de la formación infantil de la hermandad de Jesús Nazareno. Apenas superada la veintena, Juan Manuel Montiel no esconde sus sentimientos como pollinico y analiza, como las partituras, las formas para llevar a la juventud cofrade a una experiencia nueva desde los sones de la propia iglesia.

-El Domingo de Ramos comienza para usted...

-Siempre ha comenzado con la misa de palmas, cuando las emociones estaban a flor de piel. Ahora comienza el día antes en la casa hermandad y desde ahí llega mi ilusión, la de dormir poco y soñar mucho. Es mejor que la noche de Reyes, porque es la mejor del año. Ahí comienza el Domingo de Ramos. Ahora, esa fiesta es todo el año.

-¿Qué supone vivir el Domingo de Ramos bajo los varales?

-Mucha emoción. Puedes llevar a tus Titulares y presentarlos a Málaga. Se sufre como hombre de trono, pero también disfrutas y tratas de vivirlo de una manera distinta a la de un nazareno. Tienes una oportunidad para portarlos y que los presencie toda Málaga.

-¿Qué es para usted Pollinica?

-Pollinica es la Semana Santa de Málaga. La hermandad centenaria. La hermandad de los niños. Esos mismos que, dentro de unos años, serán de su cofradía pero también de Pollinica. No hay ninguna persona en la ciudad, ya sea cofrade o no, que no conozca la cofradía. Somos los malagueños, la misma gente que conforma la Semana Santa, y tenemos la oportunidad de hacer ver a todos que es una escuela de verdad. Si el Señor no entra en Jerusalén, jamás viviremos la Pasión que celebramos posteriormente.

-Este año se cumplen 75 años de la bendición de la imagen de Jesús a su Entrada en Jerusalén. ¿Qué le dice? ¿Participará en la extraordinaria de próximo septiembre?

-Por supuesto que estaré en esa procesión. Me encontré con la imagen cuando tenía cuatro años, cuando salía desde la Catedral, y desde entonces no me he separado de ella. Me hace encontrarme con las personas que no están, me hace sentirme vivo, tener fe y encontrarme con el Señor de la mejor forma posible.

-¿Qué papel juega la juventud en la Semana Santa?

-La juventud actualmente es fundamental. Muchas hermandades están apostando por la gente joven, pero... ¿lo estamos haciendo bien? Creo que ahí está la reflexión. Los jóvenes están para sacar tronos, ponerse bajo un varal, pensar en lo estético y no ir a lo fundamental. Esto es un camino y la Semana Santa es una estación de penitencia, y en un camino no se deja huella sin interiorizar. Se vive muy popularmente pero no sabemos vivirla interiormente.

-¿Cuál es el grado de preocupación del Gobierno ante posibles acciones de los fundamentalistas?

-Sí, hace falta, pero al fin y al cabo las cofradías deben implantar su escuela cofrade y más Pollinica, que debe crearla, porque no la tiene.

-¿Hay futuro en la juventud cofrade?

-Creo que sí. Todas las cofradías tienen un grupo de gente joven que es fuerte. Muchos luchan por implantar sus ideas y entiendo que sí.

-¿Está preparada la Málaga cofrade para la música sacra?

-Ahora precisamente está despuntando. Al fin y al cabo, la música sacra no es rara ni diferente a otra. Hace cien años se componía y hoy también. Antes se componía música "moderna" para su tiempo y hoy también para el nuestro. Estamos preparados, debemos respetarla como el resto de estilos musicales.

-¿Qué falta y qué sobra en las crucetas musicales?

-Falta sentido. Hacemos las crucetas sin pensar en los músicos, sin pensar en el trono, sólo pensando en marchas que puedan cumplir una función perfecta o que le guste al mayordomo o capataz de turno. Quizás tres marchas enlazadas y las tres con un solo de trompeta acabe con el trompetista. Tampoco se piensa que hay marchas sin fundamentos musicales para sonar detrás de una imagen. Igualmente, hay que darle un sentido a la cruceta para que en unas partes del recorrido vayamos de una manera más seria o alegre, sino que se va pasando por estilos de marcha y no se usan las propias de la hermandad. Es muy importante mirar las que tenemos.

-¿Qué referentes de la música sacra y cofrade tiene?

-Como autores de marchas están Beigbeder, Vicente Gómez Zarzuela y Farfán. Para mi son los tres mejores de marchas procesionales. En la sacra, Corelli.

-Este año la escolanía de San Estanislao se incorpora al cortejo de Viñeros el Jueves Santo. ¿Qué espera de esa presencia?

-Espero que aporte algo nuevo. Estoy ilusionado y creo que puede hacer ver que, un cortejo serio desde el principio, puede mantener su estilo. Los niños, que al fin y al cabo son el futuro, intentan que el público adopte un recogimiento a través del recogimiento. Hace que las personas estén espectantes. Vamos a crear algo que nunca se ha visto antes en Málaga.

-¿Con qué canto o composición resumiría la Semana Santa de Málaga?

-Perfecto Artola es la perfecta para definirla y Virgen de Gracia es la que cumple ese cometido a la perfección.

-Como dice San Agustín, quien canta, ¿ora dos veces?

-Por supuesto. La oración nos lleva a Dios y la música es vehículo de nuestra fe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios