Deportes

Con las formas del Milan

  • El Sevilla, molesto con el Marsella por volcarse en el acuerdo con Luis Fabiano y ofrecer sólo unos 10 millones de traspaso · Los emisarios franceses confiesan a su regreso que el caso está "bloqueado"

Comentarios 5

Hace un año justo se criticó que un club potente en Europa como el Milan no fuera de verdad por Luis Fabiano, el delantero que querían sus técnicos. La oferta tan cacareada por José Fuentes que entonces llegó al Sánchez-Pizjuán -si es que finalmente llegó- fue de 14 millones de euros, que fue catalogada de "ridícula" no sólo por los miembros del consejo ejecutivo de la entidad sino por todo el sevillismo. Ahora, en la planta noble del estadio nervionense se tienen las mismas sensaciones con la tentativa del Olympique de Marsella, aunque con la notable diferencia de que ahora Luis Fabiano está a sólo un año del fin de su contrato.

La operación salida del brasileño que parecía tan acelerada no lo está tanto si no sube considerablemente el club francés su propuesta al Sevilla. El Marsella se ha volcado con el jugador haciendo un esfuerzo ímprobo económicamente que le ha hecho tilín a la primera al paulista. Tres años a razón de 4,5 millones (arriba o abajo) brutos de ficha. El acuerdo con Fuentes es total. Hasta ahí todo perfecto, pero lo que ha venido después no le ha hecho gracia al Sevilla. Una vez de acuerdo con el jugador, el Marsella ha ofrecido una cifra que se acerca más a los 10 millones de euros que a los 15 ó 18 de los que se habla en Francia, amén de mandar al propio Luis Fabiano a presionar para que el sevilla acepte la oferta.

A Del Nido no le ha sentado nada bien esta estrategia y le ha hecho ver al director general galo, Antoine Veyrat, a través del homólogo de éste -José María Cruz- que debe subir bastante si quiere cumplir los deseos de su entrenador, Didier Deschamps. Mientras, no le ha importado poner en el mercado al jugador ofreciéndolo incluso a su gran amigo Florentino Pérez a sabiendas de que el Real Madrid a poco que le ponga interés se puede llevar al futbolista y dejar al conjunto galo sin su capricho.

Ésa es la situación de momento aunque en horas puede dar un vuelco. La intención del Marsella con el viaje a Sevilla era cerrar la operación, pero ya ayer de vuelta en Francia reconocían que el fichaje está "bloqueado" debido a las "altas pretensiones" del Sevilla.

El Sevilla, de todas formas, empieza a sentirse a gusto en esta situación, si bien no debe olvidar aquello de la avaricia rompe el saco porque se puede comer con papas el año que le queda a Luis Fabiano y marcharse libre. Pero con Florentino enterado de que la oferta francesa parte más o menos de sólo 10 millones de fijo -con 3 más por objetivos, aunque en el Sevilla saben que estos bonus no valen igual en un equipo como el Barça que en otro como el Olympique-, Del Nido espera que la bola se engorde e incluso hay quien piensa que puede entrar como moneda de cambio un futbolista que gusta mucho a Antonio Álvarez y que puede dar mucha alegría al sistema de juego, Esteban Granero.

Mientras tanto, los representantes de los delanteros que en teoría tiene el Sevilla vistos para suplir a Luis Fabiano se vuelven locos. Remy (Niza), Bryan Ruiz (Twente) y Gameiro (Lorient) son los que más suenan y sus agentes empiezan a colocarse.

Con todo en la coctelera, el Sevilla debe hilar fino de aquí al próximo miércoles, fecha del primer partido oficial de Champions aunque sea la previa. Un choque que de jugarlo impedíría al brasileño disputar la máxima competición con otro equipo si el Sevilla elimina a los lusos. Y es que un verano sin el culebrón de Luis Fabiano...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios