DGT

El móvil, a la cabeza de las distracciones al volante

Campaña distracciones DGT Campaña distracciones DGT

Campaña distracciones DGT / Archivo

Por cuarto año consecutivo, las distracciones siguen siendo la primera causa de los accidentes mortales de tráfico. Concretamente en 2019, la distracción aparece como factor concurrente en un 28% de los accidentes con víctimas mortales, con 359 fallecidos en ámbito DGT.

La Dirección General de Tráfico ha decidido poner en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo 20 de septiembre, una nueva campaña de vigilancia y concienciación de los peligros que suponen las distracciones al volante, una campaña que se enmarca dentro del calendario anual de actuaciones especiales previstas por la Organización Internacional de Policías de Tráfico y en la que la DGT participa a través de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Además, será simultánea en muchos países europeos y también se realizará en el ámbito urbano.

Helicóptero, drones, cámaras y furgonetas

A la vigilancia que realizan los agentes de tráfico a pie de carretera, desde hace años, la DGT está utilizando otros medios para controlar este tipo de infracción, como son los 12 helicópteros, los 3 drones o las 216 cámaras fijas instaladas en las vías. A todos estos instrumentos se ha sumado el uso de 15 furgonetas itinerantes sin rotular que circulan como cualquier otro vehículo por carretera, pero que debido a las dimensiones de las mismas, permiten a los agentes de la Agrupación de Tráfico que van dentro de ella una mejor visión del comportamiento de los conductores al volante: uso del móvil, navegadores…

Los tipos de accidentes más frecuentes debidos a distracciones son la salida de la vía, las colisiones frontales, el choque con el vehículo precedente o el atropello. Para evitarlas, es importante tener en cuenta claves como dormir bien, no hacer comidas copiosas, cuidar la ingesta de ciertos medicamentos, mantener una temperatura agradable, usar el móvil sólo en caso de emergencia o programar los dispositivos, como el GPS, antes de iniciar el viaje.

El móvil, la distracción más peligrosa

El uso del móvil está completamente prohibido al volante. El uso del móvil está completamente prohibido al volante.

El uso del móvil está completamente prohibido al volante. / Archivo

Uno de los principales motivos que genera la distracción del conductor es la utilización del teléfono móvil durante la conducción. Su uso multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente y el riesgo es equiparable a la conducción con exceso de alcohol. En este sentido, el uso del móvil en la conducción supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo determinado en el que se recorre una serie de metros sin que el conductor tenga el control del vehículo, ya que la atención la tiene puesta en el móvil, tal y como se recoge en la infografía.

Según el último informe de Distracciones elaborado por RACE, el 96% de los usuarios encuestados confiesa haber visto a alguien hablando por el móvil mientras conduce (80% de forma habitual) y un 76% afirma utilizarlo sin hablar, únicamente manipulándolo o mirándolo. El informe detalla que en el caso de las redes sociales, el 18% de los conductores confiesa haber usado las redes sociales mientras conduce, de los cuales un 12% lo hace de forma habitual. Este porcentaje aumenta hasta el 17% entre los jóvenes de 18 a 24 años.

Principales distracciones al volante. Principales distracciones al volante.

Principales distracciones al volante. / Archivo

Todo un mundo de distracciones

El sueño y la fatiga son dos factores de riesgo muy desconocidos y a la vez muy implicados en los accidentes viales: alcances traseros, salidas de la vía, o ciertas invasiones del carril contrario contiguo son tipos de accidente muy frecuentes por estos factores. Otro de los aspectos más negativos es fumar al volante; encender un cigarrillo se tarda una media de 4 segundos. A una velocidad de 100 km/h, en ese tiempo habremos recorrido 113 metros. Según las conclusiones de diversos estudios de investigación, fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente.

La ley es muy clara

La Ley de Seguridad Vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Estas infracciones suponen una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios