Sociedad

Extremadura abrirá comedores en verano para alimentar a niños necesitados

  • El programa busca garantizar la nutrición de menores que estén en riesgo de exclusión social. Se ofertarán 2.500 plazas que garanticen tres comidas al día de lunes a viernes.

Comentarios 1

El Gobierno de Extremadura abrirá 18 comedores escolares en las ocho principales localidades de la región durante los meses de julio y agosto, dentro de un plan que tiene el objetivo "sobre todo" de "garantizar" una correcta nutrición de menores en riesgo de exclusión social o cuyas familias estén atravesando una situación de "extrema necesidad".

En concreto, la apertura de comedores se producirá a partir de la próxima semana o "en el tiempo más rápido posible" en Badajoz (con cuatro comedores), Cáceres (tres), Mérida (tres), Plasencia (dos), Don Benito (dos), Almendralejo (dos), Navalmoral (uno), y Villanueva de la Serena (uno).

De este modo lo anunció, después de que el Consejo de Gobierno autonómico abordara ayer dicha acción, el consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, quien señaló que el Ejecutivo extremeño garantizará un total de 2.500 plazas de comedor en las ocho localidades anteriores, así como que la puesta en marcha de esta medida "extraordinaria" supondrá para la Administración regional un coste aproximado de 600.000 euros.Así, una vez aprobado definitivamente el gasto el próximo día 9 en Consejo de Gobierno, el objetivo es que la medida esté en marcha "antes" del próximo día 15 de julio, explicó Carrón en rueda de prensa.

Además, a través de Cáritas y Cruz Roja se enviará una carta conjunta entre dichas organizaciones y el Ejecutivo extremeño para invitar a participar en el programa a aquellas familias que constan en los ficheros y en los programas de atención que ya desarrollan las dos primeras entidades. De igual modo, los comedores se abrirán de forma repartida, especialmente en las localidades más grandes, y fundamentalmente en aquellos barrios o zonas donde haya mayor número de menores en posible situación de riesgo de exclusión social o con familias en situación de "extrema necesidad".

Por otra parte, aunque según dijo Hernández Carrón los datos que baraja la Consejería de Educación extraídos a partir de los servicios sociales de base y de las inspecciones educativas cifran en "poco más de 450" los niños que en Extremadura "podrían estar padeciendo una situación compleja que podría afectar a su nutrición", el Gobierno extremeño -tras una reunión mantenida con Cáritas y Cruz Roja- garantizará un total de 2.500 plazas de comedor en las ocho localidades anteriores.

Estos servicios estarán constituidos por un desayuno, almuerzo y merienda-cena que se suministrarán de lunes a viernes en los comedores que se abran. Según explicó el consejero, los comedores abrirán sus puertas a la hora del almuerzo para servir una comida caliente compuesta por primer y segundo plato, más pan y postre. Tras este servicio, se hará entrega a los niños que acudan a los comedores de dos bolsas, una con el desayuno y otra con la merienda-cena, para que los disfruten en sus propias casas.En concreto, el desayuno estará compuesto por leche o zumo, Cola Cao, galletas, magdalenas y fruta, mientras que la merienda-cena contará con bocadillo, leche o zumo y fruta. Además, el programa se vinculará a actividades y talleres lúdicos y de animación para evitar la "estigmatización" de los menores participantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios