Sociedad

La pensión de orfandad por violencia de género sube a 600 euros

  • Las prestaciones tendrán efecto retroactivo desde 2004

Pedro Sánchez charla con la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y el sociólogo Pau Marí-Klose. Pedro Sánchez charla con la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y el sociólogo Pau Marí-Klose.

Pedro Sánchez charla con la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y el sociólogo Pau Marí-Klose. / Chema Moya / Efe

Comentarios 4

Todos los hijos de víctimas de maltrato machista y de madres asesinadas por cualquier otro tipo de violencia contra la mujer tendrán derecho a una pensión de orfandad de unos 600 euros después de que el Pleno del Congreso diera el visto bueno a la proposición de ley que mejora estas ayudas.

Los 335 diputados presentes en la Cámara emitieron 334 votos a favor y uno en contra del texto, que llegó desde el Senado. De las cuatro enmiendas del PP que había incorporado la Cámara Alta, sólo se rechazó –con 200 votos en contra y 135 a favor– la que incluía como beneficiarios de esas prestaciones a los hijos de funcionarias de clases pasivas, es decir, aquellas que se mantienen en ese régimen desde antes de 2011.

Unas mejoras que supondrán una prestación mínima de unos 600 euros –ahora son 140– para los hijos de víctimas que no hubieran cotizado o no cumplieran los requisitos mínimos –500 días en los últimos cinco años–. Y para los huérfanos que sí las perciben, se les aumenta del 52% al 70% el cálculo de la base reguladora de las madres –y al 118% si hay más de un beneficiario–, con lo que se asegura que reciban ese mínimo de 600 euros al mes.

Estas pensiones tendrán un efecto retroactivo desde 2004, cuando se aprobó la Ley Integral de Violencia de Género, aunque en el texto no está incluido que se concedan estas ayudas a otros huérfanos absolutos por cualquier otra circunstancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios