Enfermedades

Nuevos casos de peste bubónica: Ahora en China

Uno de los efectos en la piel de la peste bubónica Uno de los efectos en la piel de la peste bubónica

Uno de los efectos en la piel de la peste bubónica / M.G

Más casos de la denominada peste negra, esto es, la peste bubónica. La Organización Mundial de la Salud (OMS) supervisa de cerca varios casos de peste bubónica en China, aunque ha subrayado que la situación no representa una gran amenaza y está "bien gestionada".

"Por el momento no consideramos que haya un riesgo alto, pero estamos supervisando de cerca" la situación junto a las autoridades chinas y mongolas, dijo una portavoz de la OMS, Margaret Harris, durante una conferencia de prensa en Ginebra.

Las autoridades de la ciudad de Bayannur, situada en Mongolia interior, en el norte del país, han anunciado una serie de medidas tras detectarse este fin de semana un caso. El paciente, un pastor, se encuentra en situación estable en un hospital de la ciudad, según ha informado la Comisión de Salud de la ciudad en un comunicado.

Esa comisión ha prohibido la caza y consumo de animales que puedan transmitir la peste hasta fin de año, en particular de las marmotas, y ha aconsejado a los habitantes que informen sobre cualquier roedor muerto o enfermo que encuentren.

El lunes se informó de otro caso sospechoso, un niño de 15 años en Mongolia, según la agencia Xinhua, y la semana pasada fueron confirmados otros dos casos en la provincia mongola de Khovd. Los afectados fueron dos hermanos que habían comido carne de marmota. Unas 150 personas que mantuvieron contacto con ellos fueron puestas en cuarentena.

En una nota enviada a los medios de comunicación, la OMS dijo haber sido informada por China "el 6 de julio de un caso de peste bubónica registrado en Mongolia interior". Ese organismo califica la enfermedad de "rara", aunque se considere endémica en algunas regiones del mundo.

Rusia toma medidas en frontera con Mongolia tras los casos de peste en ese país

La autoridades de la república rusa de Buriatia, fronteriza con Mongolia, redoblaron este miércoles las medidas sanitarias tras los casos de peste bubónica detectados en el país vecino.

"Se ha puesto en marcha un plan de medidas profilácticas y antiepidémicas para evitar la llegada desde el exterior y la propagación de la peste", señaló en un comunicado el Comité de Defensa del Consumidor de esa entidad de la Federación de Rusia.

Las autoridades controlan aleatoriamente la población de roedores, para detectar el bacilo yernisia pestis, causante de la enfermedad zoonótica.

Según Defensa del Consumidor, las medidas preventivas adoptadas en Buriatia obedecen a su vecindad con Mongolia, donde existen focos naturales de peste, y donde en los últimos días se han registrado. según diversas fuentes, al menos tres casos.

Al mismo tiempo, las autoridades de Buriatia señalaron que el riesgo de que la peste penetre en territorio de Rusia desde Mongolia o China es "mínimo" debido al cierre de las fronteras y otras medidas sanitarias adoptadas en el país para luchar contra la pandemia de COVID-19.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios