Empleo y redes sociales

Los Recursos Humanos también miran las redes

  • El 81% de los reclutadores consultan la presencia pública de los candidatos antes de tomar una decisión sobre la contratación. Cuidar la marca personal se hace cada vez más imprescindible.

La importancia de las redes sociales a la hora de encontrar empleo. La importancia de las redes sociales a la hora de encontrar empleo.

La importancia de las redes sociales a la hora de encontrar empleo.

Son más que frases hechas. A estas alturas de la era de los móviles son casi axiomas: “cuidado con lo que dices en las redes”, “ojo con esa empresa”, “así no te van a contratar…”.

Hace años que se viene advirtiendo por parte de los expertos de que cuidar la presencia en Internet es cada vez más importante, y los datos están para refrendarlo. Nada menos que 81% de los profesionales de recursos humanos de las empresas asegura consultar las redes sociales de los candidatos preseleccionados antes de tomar una decisión de contratación; y el 56% considera, además, que los candidatos activos en redes tienen más oportunidades laborales que el inactivo.

Así lo confirman las cifras del informe de 2019 de Infoempleo, ‘Talento Conectado. Nuevas realidades del mercado de trabajo’, en el que se analiza el proceso de selección desde el inicio hasta el final y cómo inciden en él la tecnología y las redes sociales.

Nuevas realidades en el mercado de trabajo. Nuevas realidades en el mercado de trabajo.

Nuevas realidades en el mercado de trabajo.

No es suficiente con estar presente o mostrar actividad en redes para llamar la atención de los profesionales de selección: el 79% opina que los candidatos no trabajan de forma adecuada su marca personal en social media, valorando con una media de 5.18 sobre 10 los perfiles que se encuentran durante sus búsquedas. Los candidatos, por su parte, reconocen dedicar poco tiempo al cuidado de la imagen profesional que proyectan a través de sus redes: el 56% de ellos dedica menos de una hora a la semana a la tarea.

Es tal la importancia de lo que se transmite en redes sociales que el 34% de las organizaciones afirma haber desestimado la candidatura de algún aspirante a un puesto de trabajo por sus perfiles.

Hacer apología de cualquier tipo de violencia o discriminación (72%), promover el consumo de drogas o alcohol (72%) y el uso de imágenes poco apropiadas (69%) son los aspectos que más influirían en un reclutador para rechazar a un postulante. La afiliación política, a pesar de no figurar entre los principales motivos de rechazo de un candidato, aumenta un punto en el último año, hasta el 9%.

Por otro lado, las empresas son también conscientes de que su presencia en canales digitales cuenta, y mucho. Para el 96% de ellas tener una buena imagen de empleador es muy importante para atraer el mejor talento.

Pero, además, puede penalizarles en otros aspectos. Cuando los candidatos tienen una experiencia negativa, el 31% se muestra reacio a aceptar una propuesta laboral en esa compañía en el supuesto de resultar elegidos, el 41% afirma que sus decisiones de compra se verían influidas por esa mala experiencia, y el 75% compartiría sus malas impresiones acerca de la empresa con su círculo más cercano (91%), con la propia empresa (19%) y a través de sus redes sociales o en algún otro espacio online (16%).

Falta de respuesta

La estrategia de comunicación con el candidato que están siguiendo los departamentos de RR.HH. sigue siendo cuestionable, a la vista de los datos recogidos en esta nueva edición del Informe.

Mientras el 71% de las empresas declara mantener informados a todos los candidatos sobre el estado de su solicitud de empleo, éstos aseguran que el aspecto más negativo en su experiencia es la falta de respuesta (93%), seguida a distancia por el uso demasiado comercial que las compañías dan a sus cuentas en redes sociales (47%) y la falta de ofertas de empleo (36%).

En cuanto a la búsqueda de nuevas oportunidades, los portales de empleo siguen siendo la primera opción a la que recurren los candidatos, siendo consultados por el 98% de los encuestados. Le siguen las páginas web corporativas (95%) y las empresas de selección (93%). Por su parte, las redes sociales son también un canal frecuente para buscar trabajo, según reconoce el 86% de los usuarios que, sobre todo, emplean LinkedIn (61%) y Facebook (52%).

Los portales de empleo siguen siendo los más utilizados para encontrar candidatos

Cuando se trata de analizar cuál es su eficacia, el 58% de los profesionales con cuenta en estos medios afirma haber sido contactados por estos canales en relación a una oferta de empleo en, al menos, una ocasión; sin embargo, el 60% de ellos finalmente no consiguieron el trabajo. Los portales web de empleo siguen siendo también la herramienta más utilizada por el 95% de las empresas cuando quieren reclutar a nuevos empleados. Le siguen los contactos personales (94%) y las candidaturas espontáneas (76%).

Más digitalización

El grado de digitalización del proceso de selección en las empresas se sitúa en España en el 54,3% de media, ocho décimas más que en 2018 pero aún relativamente bajo. Las empresas no terminan de confiar en la incorporación de soluciones digitales a los procesos selectivos.

El 43% de las compañías no dispone de ningún tipo de software para este fin. Es más: un 20% no conoce siquiera ninguna herramienta de este tipo. Quienes buscan trabajo sí se han enfrentado ya alguna de ellas: cuatro de cada diez profesionales ya han tenido la oportunidad de valorar cómo es un proceso en el que se utilizan nuevas tecnologías para la selección, tres puntos más que hace un año.

Lo ha hecho básicamente a través de vídeo entrevistas (57%) o tests de aptitud (50%) y cuestionarios de competencias (44%) en formato digital. Con todo, los candidatos encuestados siguen optando por el formato tradicional: el 93% de los profesionales prefiere la entrevista en persona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios