MMiguel Ángel García. Delegado de la UOC en Andalucía

“La formación continua es clave para adaptarse al nuevo mercado laboral”

  • El responsable de la universidad online, que cuenta con 3.000 estudiantes en la comunidad, explica que la oferta formativa se actualiza para adaptarse a los nuevos entornos.

Miguel Ángel García. Delegado de la UOC en Andalucía. Miguel Ángel García. Delegado de la UOC en Andalucía.

Miguel Ángel García. Delegado de la UOC en Andalucía.

Miguel Ángel García es el delegado de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) en Andalucía, una universidad  digital que cuenta con 3.000 estudiantes en esta comunidad y cuyo modelo pedagógico se adapta a las necesidades y circunstancias de cada alumno.

–Ahora mismo la actualidad viene marcada por la pandemia. ¿Cómo ha afectado esta situación al sector universitario?

–La interrupción de la presencialidad, sin duda, está suponiendo una gran prueba de estrés para nuestro sistema universitario y, considerando la dimensión de la crisis, creo que se está superando razonablemente bien. En cualquier caso, la pandemia ha puesto en evidencia la necesidad de replantear algunos modelos vigentes en la universidad, no únicamente en el ámbito académico sino también en los de administración y gobierno. No obstante, es un debate que se debería plantear una vez hay finalizado esta situación de excepcionalidad.

–¿Es precisamente ahora cuando los másteres y la especialización pueden ser más necesarias?

–La crisis que estamos viviendo pone de manifiesto la necesidad de reforzar y modernizar los sistemas productivos de nuestro país, por ejemplo invirtiendo en tecnología y transformación digital. La formación es una herramienta clave ante este reto. Una de las misiones más importantes de nuestra universidad desde su fundación ha sido facilitar el aprendizaje a lo largo de la vida. En un entorno cada vez más cambiante, la capacidad de adaptación a nuevas situaciones pasa por una formación continuada.

–¿Existen novedades para el curso próximo?

–Durante este curso académico ampliamos nuestra oferta de máster oficial con títulos en enseñanza de idiomas a través de la tecnología, Diseño e identidad visual, Ciberseguridad y privacidad o Innovación y transformación digital.

También fortalecemos nuestra oferta de doctorado con dos nuevos programas interuniversitarios en Turismo, que coordina la Universidad de Málaga, y un nuevo programa de doctorado en Administración y Dirección de Empresas que desarrollamos conjuntamente con UPC, UPM y UPCT.

–¿Qué estudios son los más demandados en Andalucía?

–Fundamentalmente las titulaciones oficiales de posgrado. Nos hemos convertido en una referencia en las titulaciones del ámbito de la aplicación de las TIC en diferentes sectores como la educación, la comunicación o la sanidad. Existe también una alta demanda de títulos habilitantes o profesionalizadores como el Máster Universitario en Abogacía.

– ¿Cómo es la tipología del estudiante de la UOC en la comunidad andaluza?

–Realmente no es diferente al resto de estudiantes de nuestra universidad. El perfil del estudiante de la UOC es el de una persona con estudios superiores previos, que trabaja y tiene cargas familiares.

Mayoritariamente estudia para mejorar sus competencias y avanzar en su carrera profesional. Por todo esto suele ser una persona responsable y comprometida con su formación. 

"La pandemia ha puesto en evidencia la necesidad de replantear algunos modelos vigentes en la universidad"

–¿Cuántos alumnos tiene la UOC en esta comunidad? ¿Habéis apreciado un incremento en los últimos tiempos?

–Para adaptarnos a las necesidades de nuestros estudiantes realizamos dos periodos de matriculación en cada curso académico. Actualmente tenemos unos 3.000 estudiantes en Andalucía. En relación con el incremento de estudiantes lo cierto es que nuestros graduados, que muestran un alto nivel de satisfacción con nuestros estudios, son nuestros principales prescriptores, y gracias a ellos hemos crecido de manera continuada en nuestra comunidad desde prácticamente la fundación de la UOC en 1995. 

–¿Qué actividades tiene prevista la UOC en Andalucía?

–En cuanto sea posible recuperaremos la programación de actividades prevista para este año. Antes del confinamiento pusimos en marcha en Jerez el smartPYME,  un ciclo de actividades sobre empresas, emprendimiento e innovación. Igualmente queremos dar continuidad a nuestro ciclo Líderes, que arrancamos en Sevilla el pasado diciembre con la presencia de Hervé Falciani, previsiblemente con una nueva cita en Málaga. Finalmente, hemos diseñado un nuevo ciclo bajo el nombre Skills que tiene como objetivo mejorar la ocupabilidad de las personas mediante la adquisición y perfeccionamiento de competencias transversales.

–En cuanto a la demanda, ¿se esperan cambios significativos con respecto a otros años?

–Nos encontramos ante una situación prácticamente inédita y resulta difícil prever cuál será la situación dentro de unos meses. En todo caso, sí que llevamos detectando desde hace algunos años el incremento de un tipo de estudiante, más joven, que no espera a finalizar el itinerario de educación superior para incorporarse al mercado laboral, sino que lo hace de forma temprana y compagina su actividad profesional con estudios que le permitan mejorar su carrera. Un caso paradigmático de este perfil es el de los estudiantes de CFGS en informática, que realizan su grado mientras trabajan.

En un contexto de inestabilidad laboral creemos que este perfil será cada día más común, y la formación online tendrá un papel muy importante. 

– A su juicio, ¿qué ramas profesionales son las más necesitadas de cursos de posgrado?

–En una realidad cambiante el nivel de capacidad de adaptación está íntimamente ligada a la capacidad de formación continuada. Tras una crisis como la que estamos viviendo, pocas ramas profesionales no se verán afectadas por estas necesidades de formación.

–Existen una oferta cada vez mayor de esta formación, ¿con qué rasgo diferenciador cuenta la UOC?

–Nuestra rasgo diferenciador ha sido y es nuestro modelo pedagógico, que entre otros aspectos se basa en la evaluación continuada, en la flexibilidad que aporta un sistema asíncrono y en el acompañamiento al estudiante.

–¿Cómo se adapta la UOC a las necesidades de la empresa?

–Como he comentado antes, una de nuestras misiones es permitir el aprendizaje a lo largo de la vida y por ello para nosotros es fundamental tener muy presente la realidad y necesidades de las empresas. Esto nos permite actualizar continuamente nuestra oferta y adaptar los contenidos de nuestra formación a los cambios del entorno socioeconómico. Para la UOC también ha sido estratégico incorporar a las aulas a perfiles profesionales que puedan aportar experiencia y conocimiento de la realidad empresarial, en la figura de nuestro profesorado docente colaborador. Actualmente en Andalucía contamos con cerca de 150 de estos colaboradores docentes. 

Por otro lado, la UOC ofrece servicios de formación in company a través de UOC Corporate que diseña formación a medida a las necesidades específicas de cada organización. 

–¿Cómo ves el futuro de la Universidad online?

–La UOC fue la primera universidad totalmente online del mundo. Hemos visto evolucionar la percepción de la sociedad hacia este tipo de formación desde considerarla una ocurrencia sin demasiado futuro, a contemplarla de forma expectante como la solución definitiva para grandes problemas como la actual pandemia. En este sentido, creo que la formación online no ha venido a desplazar a los modelos presenciales sino a complementarlos. En los próximos años esta convivencia se irá haciendo cada vez más natural y las propias universidades presenciales se apoyarán cada vez más en el online.