Perfiles falsos en la red

¿Alguien te 'trollea'?

  • El 19 de octubre es el día del troll, ese molesto usuario que puede amargarnos los días

  • Te damos las claves para poder lidiar con la existencia de estos incómodos internautas

El 'trolls' son perfiles falsos que actúan simulando a la persona a la que suplantan. El 'trolls' son perfiles falsos que actúan simulando a la persona a la que suplantan.

El 'trolls' son perfiles falsos que actúan simulando a la persona a la que suplantan.

Comentarios 1

Si eres de los que tiene cierta notoriedad en las redes sociales puedes haber sufrido el ataque de un troll. Y no es una criatura mitológica, sino una persona que gracias al anonimato que concede internet, se dedica a crear caos, discordia y malestar subiendo contenido ofensivo o insultando para provocar a los demás usuarios.

Este tipo de personas tienen distintas maneras de actuar. Están los graciosillos que hacen este tipo de cosas por diversión y aunque por lo general son inofensivos pueden ser muy irritantes.

También están los que hacen como un método de protesta para defender lo que ellos perciben como un ataque a sus creencias o a su persona, la protesta en sí no es el problema lo malo es el método utilizado.

Y por último están los que lo hacen por envidia, pura malicia o el placer de sembrar el caos como el troll hacker que te amenaza constantemente con hackear tu blog o tu web.

Cómo combatirlos

La clave principal es no desesperarse y no darles el deseado minuto de gloria, que es lo que ellos ansían. Hay que dejar que se frustren. Otro consejo es no tomarse los ataques de esos trolls como algo personal, porque cada día le puede tocar a alguien distinto.

Una alternativa bastante eficiente es bloquearle el acceso a tu web por su dirección IP o censurarle a través de las herramientas que las redes sociales tienen habilitadas para ello; de ese modo el troll ya no podrá leerte y tú tampoco lo verás a él.

Aunque si realmente no puedes reprimir las ganas de contestar medita antes tu respuesta y contéstale siempre desde tu blog, nunca en el suyo. No le hagas publicidad gratis

La alternativa más efectiva si un troll se cuela en tu página es editar los comentarios respetando el mensaje para poder identificar al troll. Por ejemplo, sustituye su nombre omega10 por el troll omega10. Que todos sepan quién es.

Por último, si te está insultando gravemente o está publicando tus datos personales, denúncialo. Ten en cuenta que estas conductas reiteradas pueden ser consideradas ciberacoso y esto es un delito tipificado por la ley.

En cualquier caso, recuerda que debes armarte de paciencia y que no ofende quien quiere sino quien puede.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios