Tecnología

Análisis: JBL Xtreme 3, altavoz bluetooth potente y todoterreno

JBL Xtreme 3

JBL Xtreme 3 / Susana C. Gómez

El JBL Xtreme 3 es uno de los altavoces portátiles bluetooth más populares de la compañía. No es tan compacto como las series Go o Clip pero sin duda es mucho más potente que los Flip o Charge, por mencionar, siquiera someramente, algunas de las gamas de productos que JBL ofrece en este segmento.

Aunque es menos portátil que otros altavoces de la marca (por mucho que traiga una cómoda correa para transporte pesa casi dos kilos y mide 29,85 x 13,6 x 13,4 centímetros), lo que esconde bajo la carcasa compensa de sobra que se haya perdido ligereza.

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 / Susana C. Gómez

El Xtreme 3 ofrece un audio excelente, gracias a sus cuatro drivers (dos woofers de 70 milímetros y dos tweeters de 20 milímetros) y sus dos radiadores pasivos, responsables de la potencia de sus bajos.

Siguiendo con el resumen de características básicas, usa Bluetooth 5.1 (se empareja de forma inmediata con teléfonos y otros dispositivos), tiene conexiones físicas USB y de audio de 3,5 milímetros y puede conectarse con otros altavoces de la marca.

Puesto que no es un altavoz inteligente, no es compatible con asistentes de voz ni con Wi-Fi.

No será listo, pero sí es un todoterreno. Está diseñado para su uso en exteriores (se puede utilizar también en interiores, claro) y su calificación IP67 frente al polvo y el agua hace que lo aguante casi todo (incluso podríamos sumergirlo durante 30 minutos en un metro de agua, asé que no le pasará nada si le llueve).

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 / Susana C. Gómez

Diseño

El Xtreme 3 apuesta por un cuerpo cilíndrico (con los radiadores pasivos en cada extremo), cubierto casi por completo por un envoltorio de rejilla de nailon muy resistente, dos enganches metálicos en la parte superior en los que engarzar la correa de transporte, que a su vez tiene dos presillas tipo carabinero, también metálicas, y agarres de goma para que no se resbale en el hombro.

En la parte inferior del altavoz hay bandas, también de goma, para asegurar su estabilidad cuando se coloca sobre superficies. Esas bandas, junto a la ligera elevación de los extremos, hacen que no sufra si lo ponemos sobre algo duro y subimos (mucho) el volumen.

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 / Susana C. Gómez

En la parte superior del cuerpo hay un sencillo conjunto de controles, entre los enganches, con botones para encender / apagar el altavoz, activar / desactivar el bluetooth, volumen, play / pausa (si pulsamos dos veces saltamos de pista).

El último botón activa el modo PartyBoost, que permite conectarlo a otro altavoz JBL compatible (se puede configurar como un par estéreo, para que cada uno emita un canal, o reproducir lo mismo en los dos y situarlos en puntos diferentes de una fiesta o una casa).

En la parte trasera hay un panel de conexiones protegido por una lengüeta de goma (si se va a mojar, mejor asegurar que está bien sellado) con un conector USB-C, otro USB-A (que podemos utilizar para cargar otros dispositivos, a modo de banco de energía) y la clavija de audio de 3,5 milímetros.

Batería

Su batería dura hasta 15 horas (dependiendo, claro, del volumen al que lo pongamos), así que hay margen para cargar el teléfono si lo necesitamos. Una vez vacía, la batería del Xtreme 3 tarda unas dos horas y media en cargarse.

La aplicación JBL Portable (iOS y Android) permite emparejarlo con otros altavoces (el modo PartyBoost), actualizar el firmware y poco más, porque el resto de ajustes de audio (ecualizador, por ejemplo) se configuran desde el propio teléfono.

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 / Susana C. Gómez

Sonido

En este apartado no se le puede poner una sola pega. Como hemos indicado más arriba, una de sus cartas de presentación (en la que tantos otros dispositivos cojean) es la calidad de sus bajos. El JBL Xtreme 3 ofrece unos graves muy potentes y bien definidos a los que los radiadores pasivos añaden cierta vibración física para potenciar esa sensación.

Proporciona además un rendimiento sobresaliente también tanto en las frecuencias elevadas como en el rango medio, con un sonido nítido, limpio y vibrante incluso a volumen elevado (puede sonar realmente alto) sin importar el espacio en el que se coloque (interior o exterior) o los contenidos que reproduzca (música, podcast, películas...).

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3

Imágenes del altavoz bluetooth JBL Xtreme 3 / Susana C. Gómez

¿Merece la pena?

Tanto por su factura externa (está disponible en tres colores: negro, azul marino y camuflaje) como por el rendimiento que proporciona, sin duda.

Se podría pedir que fuese un poco más ligero y que la aplicación JBL Connect incluyese más funcionalidades para por ejemplo, personalizar al máximo el sonido.

Un punto negativo quizás sea su precio, que quizás resulte elevado para el consumidor medio, por mucho que esté justificado por las prestaciones que ofrece.

*El dispositivo ha sido cedido por JBL para una prueba de dos semanas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios