Tecnología

Microsoft lanza la nueva versión de su navegador Edge basada en Chromium, el código abierto de Google

Microsoft lanza la nueva versión de su navegador Edge basada en Chromium Microsoft lanza la nueva versión de su navegador Edge basada en Chromium

Microsoft lanza la nueva versión de su navegador Edge basada en Chromium

Microsoft ha lanzado, tras meses de pruebas, la versión definitiva de su nuevo navegador Edge, basado en Chromium, el código abierto de Google. Está disponible para Windows, macOS, iOS y Android. Los usuarios ya pueden descargarlo de forma gratuita y, quienes tengan Windows 10, recibirán en los próximos meses una actualización de sistema que reemplazará de forma automática el actual Edge por el nuevo.

Hace un año, la empresa sorprendió al anunciar que iba a desarrollar un nuevo navegador basado en Chromium, un proyecto de código abierto impulsado por Google y que constituye la base de su navegador Chrome -el más usado en el mundo-, además de otros como Amazon Silk, Opera, Samsung Internet y Vivaldi.

Internet Explorer no desaparecerá

La llegada de este Edge basado en Chromium no supondrá la desaparición inmediata de Internet Explorer, que como hasta ahora podrá seguir siendo usado por aquellos internautas que lo deseen (en torno a un 1,6% a nivel mundial, según los datos más recientes), pero la idea de Microsoft es que su nuevo navegador se vaya imponiendo y reemplazándolo por completo poco a poco.

El lanzamiento del nuevo navegador de Microsoft llega tras el anuncio de Google de que planea eliminar de Chrome las cookies de terceros en dos años.

Algunas características del nuevo Edge

Además de más opciones de personalización estéticas, por así decirlo, Microsoft incide en las posibilidades que proporciona este nuevo Edge al usuario para proteger su privacidad y su seguridad cuando navegue por la red. Algunas de estas herramientas ya estaban disponibles en la versión actual (y en competidores como Firefox, entre otros) pero ahora aparecen reforzadas.

Para prevenir que nos sigan en la red, el programa detecta y bloquea rastreadores conocidos y permite al usuario escoger qué nivel de protección quiere entre tres opciones (básico, equilibrado o estricto) que bloquean, todas ellas, los potencialmente dañinos: los que se detectan como cryptomining o huellas digitales.

Además, se refuerza el acceso no autorizado a los datos de navegación y se proporciona, de forma transparente, información sobre cómo se recopilan nuestros datos de navegación y para qué. Por ejemplo, los datos de diagnóstico que las compañías usan para mejorar sus productos. Podemos impedir que esos datos sean recogidos y compartidos con Microsoft.

En cuanto a la navegación privada, ya presente también en el actual Edge, no se almacena ningún dato de navegación una vez finalizada la sesión y nada podrá ser asociado con nuestros perfiles de Microsoft.

Este nuevo Edge también incluye un filtro de seguridad llamado SmartScreen, que ayuda a identificar sitios web notificados como de suplantación de identidad (phishing) o de malware, y facilita decidir sobre las descargas. El filtro analiza las páginas mientras navegamos y determina si pueden ser sospechosas, en cuyo caso nos lo notificará. Si entramos en un sitio marcado como fishing o malware, mostrará un aviso para indicar que el sitio se bloqueó por seguridad (como el filtro actual de Firefox, por ejemplo).

Además, SmartScreen compara archivos que vamos a descargar con una lista de archivos conocidos y descargados con seguridad por otros usuarios y, si no está en la lista, nos lo advertirá. En el caso de que estas advertencias sean incorrectas, es decir, si se bloquea un sitio que sabemos es seguro o no advierte sobre uno del que sabemos que no lo es, podremos notificarlo a Microsoft.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios