Tecnología

La nueva norma USB 3.0: más veloz y más versátil

  • Capaz de bombear datos a hasta cinco Gigabits por segundo, sobrepasa con creces el rendimiento de la interfaz Serial ATA usada actualmente para conectar la mayoría de los discos duros a sistemas de computación.

La conexión USB 3.0 puede que no sea la única razón para que uno salga a comprarse un nuevo ordenador. Pero será un buen incentivo. Sucesor de USB 2.0 -actualmente la norma mundial más popular de conexión de periféricos-, USB 3.0 es más rápido y más versátil que USB 2.0. Y está comenzando a aparecer ya.

Velocidad

Comercializada como SuperSpeed USB, la nueva norma USB 3.0 no sólo es rápida. Es muy rápida. Capaz de bombear datos a hasta cinco Gigabits por segundo, sobrepasa con creces el rendimiento de la interfaz Serial ATA usada actualmente para conectar la mayoría de los discos duros a sistemas de computación. Esto quiere decir que incluso puede ofrecer la velocidad máxima de transferencia de datos de los discos duros de hoy, y, más aún, de los nuevos discos duros sólidos (SSD).

Los puertos USB 2.0 transportan datos a una velocidad comparativamente lenta de 480 Megabits por segundo (Mb/s). Esto hace que los USB 3.0 sean diez veces más veloces, al menos en el papel. En la práctica, quienes los han probado ya reportan velocidades de transferencia tres veces mayores que con los puertos USB 2.0. Esto es en todo caso ya un incremento poderoso y suficiente como para hacer que quienes transfieren regularmente grandes cantidades de datos piensen seriamente en mudarse USB 3.0.

Pero quizás lo mejor de las mejoras en rendimiento de USB 3.0 sobre USB 2.0 y otras normas de conectividad es que USB 3.0 puede operar en lo que se conoce como modo full duplex o bidireccional: puede recibir instrucciones o datos a la misma velocidad que las envía, cosa que no puede su antececesora. Esta capacidad mejorará aún más la utilidad de la norma USB 3.0, especialmente con accesorios que envían y reciben gran cantidad de datos, como las interfaces de radio.

Compatibilidad

La norma USB 3.0 es completamente compatible de modo retroactivo, de manera que los accesorios USB que usted tenga trabajarán de inmediato al ser insertados en un puerto USB 3.0. Igualmente, accesorios USB 3.0 seguirán trabajando en un viejo puerto USB 2.0, aunque usted no podrá disfrutar de las ventajas de esta nueva norma, a menos que ambos puertos y ambos accesorios estén construidos según las especificaciones USB 3.0. Y tendrá que tener respaldo USB 3.0 en su sistema operativo o instalar para ello controladores adicionales. Hasta ahora, Windows Vista y Windows 7 respaldan completamente la norma USB 3.0. Apple no lo hace todavía.

El conector USB 3.0 mismo tiene una ligera diferencia con el plug USB 2.0. En lugar de ser completamente plano, el nuevo conector está curvado en el centro. El cable USB 3.0 contiene cuatro alambres más que el cable USB 2.0. Los alambres añadidos son usados en parte para crear la bidireccionalidad de la nueva norma. Debido al cable diferente no podrá usted conectar un cable USB 3.0 en un accesorio USB 2.0. Asimismo, para obtener el máximo rendimiento de un accesorio USB 3.0, necesitará cerciorarse de que su cable USB no tenga más de 2,70 metros de largo.

Recursos adicionales

La norma USB 3.0 es de todas maneras un gran avance en otros puntos. El principal es la constatación de esquemas de administración de energía. La nueva norma respalda los modos apagados, en hibernación o en suspensión, garantizando que sus periféricos se apagarán y despertarán cuando lo haga también su computadora. Por añadidura, puede suministrar un 50 por ciento más de energía a los accesorios conectados que la norma USB 2.0. Con esto, podrá usted prescindir de una conexión de energía para numerosos accesorios, puesto que el propio cable USB 3.0 puede suministrar la energía tanto para la que necesita esa unidad como para asumir y proporcionar la transferencia bidireccional de datos.

Para usuarios de ordenadores de sobremesa que no desean comprarse una nueva máquina con USB 3.0 incorporado, hay disponibles tarjetas USB 3.0, diseñadas para ser conectadas en un slot PCI libre en la placa base. Hay tarjetas con dos puertos por entre 35 y 50 dólares. Del mismo modo, los portátiles pueden usar tarjetas express SuperSpeed USB 3.0 ExpressCard. Éstas dan también dos puertos USB 3.0 adicionales a un precio similar a las tarjetas para PCs. Muy útiles para usar con carcasas de disco duro externo que apoyen la norma USB 3.0.

Las tarjetas para PC no sobresalen: una vez instaladas, los puertos se ven como todos los demás puertos de la computadora. Pero, en portátiles, el añadir una tarjeta ExpressCard significa tener un accesorio extra sobresaliendo de la carcasa. Los fabricantes de portátiles están comenzando a incluir funcionalidad USB 3.0 en sus máquinas, aunque no todos ellos tienen modelos capacitados para USB 3.0 en el mercado. Actualmente, HP, Asus y Lenovo ofrecen modelos con USB 3.0 incorporado, y con seguridad les seguirán otros fabricantes de portátiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios