Tecnología

Un paseo por el nuevo 'Windows 7'

  • A través de esta guía podrá conocer las nuevas herramientas del último producto de Microsoft y los cambios con respecto a las versiones anteriores.

Comentarios 4

Si está usted entre los millones de personas que reciban este mes Windows 7 tras salir a los escaparates en todo el mundo, con seguridad querrá ver de inmediato cómo se siente este nuevo sistema operativo. Pero esto significa aprender cómo personalizar el programa: cómo se ve, cómo se siente y cómo trabaja. Afortunadamente, Microsoft ha hecho Windows 7 más personalizable que todas las versiones anteriores de Windows. Veamos cómo comenzar.

Ajustar todo

Abra el menú Inicio de Windows 7 y escriba la palabra "ajustar" (en inglés: "adjust"). Inmediatamente aparecerán indicadores señalando diversas zonas en las cuales podrá usted ajustar cómo Windows trabaja y cómo aparece.

Comience clicando "Ajustar la apariencia y el rendimiento de Windows". Se abrirá la ventana de diálogo Opciones de Rendimiento, donde podrá hacer un par de mágicos ajustes que agilizarán aún más Windows 7.

La pestaña Efectos Visuales de la ventana Opciones de Rendimiento le ofrece dos opciones. Puede seleccionar entre "Ajustar la mejor apariencia" o "Ajustar el mejor rendimiento". O bien puede usar las casillas que hay debajo de estas opciones para personalizar el programa usted mismo, paso por paso.

La última opción le dará más control sobre el programa, de modo que comience por allí. Quite las marcas sobre "animar", "desvanecer" o "deslizar" ventanas, herramientas o menús. Aunque estos efectos visuales pueden parecer al comienzo muy atractivos, acaban por convertirse en pérdidas de tiempo, y el desconectarlos hará que Windows 7 se sienta tan ágil como Windows XP - o quizás más - con idéntico hardware.

En esta ventana se pueden activar o desactivar otros recursos para probarlos. Si tiene usted una máquina razonablemente nueva, no le afectará el dejar activo el recurso Aero Peek, el "cristal transparente" que caracteriza a Windows 7. Es lo que da a este programa su apariencia nueva, con márgenes semitransparentes que permiten ver algo de lo que hay tras las aplicaciones en primer plano. Si usted cree que jamás necesitará estos recursos, no pasa nada si los desactiva. Siempre podrá regresar aquí y activarlos otra vez.

¿Quiere asegurarse de que Windows 7 es suficientemente legible? Regrese al menú Inicio y escriba "ajustar" otra vez. Pero esta vez seleccione "Ajustar ClearType". Se abrirá la ventana "ClearType Text Tuner", que lo guiará a través de una serie de avisos visuales que le permitirán ajustar los elementos textuales de la pantalla hasta un punto hasta ahora no alcanzado en versiones anteriores de Windows. Estos ajustes serán bienvenidos para todos aquellos que hasta ahora han tenido dificultades para leer por cualquier razón pantalla de su PC.

Menús desaparecidos

El caso de los menús desaparecidos comenzó con Windows Vista pero continúa con Windows 7. Parece que Microsoft cree que el exhibir menús en componentes comunes como Windows Explorer fuera cosa del pasado. Pero si usted ha llegado a Windows 7 desde Windows XP, con seguridad echará de menos tales menús -los tan familiares Archivo, Editar, Ver, Herramientas-, y las letras subrayadas que indicaban qué teclas pulsar para acceder a ellos.

Pero no tema. Los menús están todavía allí, sólo están ocultos. Para reabrirlos, abra el menú Inicio de Windows 7 y escriba allí "Opciones de carpetas" (en inglés: "folder options"). En la ventana que se abra clique la pestaña Ver y, en la lista de "Ajustes avanzados", active la casilla junto a "Mostrar siempre los menús". Tómese un momento para ver las demás opciones disponibles en Ajustes avanzados: con seguridad hallará otras que puede considerar esenciales.

Clique Aceptar (OK) y sus menús reaparecerán en todas sus aplicaciones favoritas de Windows. Para recuperar los subrayados dentro de los elementos del menú, vuelva a pulsar el botón Inicio y escriba "teclado" (en inglés: "keyboard"). Clique entonces la línea titulada "Cambiar la forma de trabajo del teclado". Aparecerá la ventana "Facilitar el uso del teclado", que contiene una opción titulada "Subrayar los atajos del teclado y las teclas de acceso". Actívela, clique Aceptar y verá que se restablecen los subrayados.

Control de cuentas

Una de las funciones que quizás más daño hizo a la popularidad de Windows Vista fue la de Control de Cuentas de Usuario (UAC). Esta enervante función pide constantemente el consentimiento del usuario para hacer cada operación, sea al instalar una aplicación, eliminar un archivo, cambiar los ajustes del sistema, y mucho más.

La función UAC sigue presente en Windows 7, pero es reconfortante saber que es fácil de desactivar. Abra el menú Inicio, escriba UAC y a continuación clique la opción "Cambiar ajustes de Control de Cuentas de Usuario". En la ventana resultante baje el deslizador hasta que abajo aparezca la leyenda "No notificar jamás". Clique Aceptar y con ello se habrá deshecho para siempre de estos molestos avisos.

Notificaciones

Y, hablando de avisos, Windows 7 reduce decentemente las notificaciones incesantes que hasta ahora aparecían en la bandeja del sistema (en la parte inferior derecha del escritorio de Windows). Pero no lo suficiente. No es usted el único que está harto de que se le recuerde constantemente que su software puede estar obsoleto, que hay que hacer copia de seguridad de sus datos, que le hace falta software antivirus o que hay actualizaciones a disposición en la pantalla. Afortunadamente, en Windows 7 puede desactivarlo de un golpe.

Abra el menú Inicio y escriba "acción" (en inglés: "action"), clique la ventana "Centro de Acción" que aparezca y se abrirá la ventana Cambiar Ajustes del Centro de Acción. Diga alli a Windows 7 exactamente qué tipo de mensajes está dispuesto a recibir y cuáles no. Ahora, si usted prefiere que Windows 7 lo deje en paz, desactive simplemente todas las casillas.

Herramientas

Si bien se pueden hacer muchos ajustes desde Windows 7 mismo, siempre es bueno que terceros fabricantes vengan con un producto que ofrezca personalizaciones más finas que, de lo contrario, requerirían un conocimiento a fondo del registro del sistema de Windows.

Una de esas herramientas es Ultimate Windows Tweaker. Suministrada sin costo, fue escrita originalmente para Windows Vista, ha sido actualizada para reconocer y trabajar con Windows 7. Su uso es una delicia. Por ejemplo, no necesita instalación y basta descomprimirla para convertirla en un simple archivo ejecutable.

Ultimate Windows Tweaker es una interfaz fácil de usar que proporciona categorías clicables como "rendimiento del sistema" y "ajustes de seguridad", además de una serie de ajustes para cada categoría. Entre los más interesantes están los ajustes para restaurar las últimas carpetas vistas en el Explorador de Windows, el respaldo de 4 GB de memoria en Windows 7 de 32 bits y múltiples posibilidades de personalizar el menú Inicio.

Si se sabe dónde buscar, el calibrar Windows 7 es rápido y fácil. Explore usted las opciones descritas aquí y en poco tiempo tendrá una computadora Windows 7 que opera tal como desea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios