Gala musical

Estados Unidos compra el Festival de Eurovisión

  • La versión estadounidense contará con participantes de cada uno de los 50 estados y se promueve como una forma de unir a un país gigante que está en crisis de identidad

El ucraniano Verka Serduchka, de lo mas fascinante que ha ofrecido Eurovisión en este siglo El ucraniano Verka Serduchka, de lo mas fascinante que ha ofrecido Eurovisión en este siglo

El ucraniano Verka Serduchka, de lo mas fascinante que ha ofrecido Eurovisión en este siglo / Efe

En 2021 habrá un Festival de Eurovisión para Estados Unidos. 'The American Song Contest' En el país norteamericano fue creciendo en los útimos años la pasión por la cita musical europea y aunque este año, debido a la pandemia, no haya habido certamen, los directivos de la UER están convencidos de que puede ser un excelente programa, con participantes de cada uno de los 50 estados.

La edición se celebrará en vísperas navideñas de 2021, por lo que todavía queda más de un año por delante para preparar este estreno.

La revista Variety ha dado detalles de este próximo proyecto que pretende llevar al otro lado del océano Atlántico el legado de un programa televisivo que ha rebasado los 60 años y que precisamente fue una iniciativa de la OTAN para promover la unión entre los países del viejo continente. Eurovisión es el programa más visto cada año en media Europa y en nuestro país, a través de La 1, se ha encontrado siempre entre los más seguidos, sobre todo desde que se renovó la cita y tomaron fuerza los llamados eurofans.

Con esta reunión se pretende además crear un formato que aglutine a todos los estadounidenses, con la personalidad de cada lugar, y hacer piña en torno a una identidad común.

Siguiendo las pautas de las semifinales europeas y con el mismo estilo de decorados y canciones heterdoxas, habrá Eurovisión EEUU, siguiendo además directrices bien consolidadas en la cita de Europa como la presencia máxima de seis personas en el escenario (y está prohibida la presencia de animales).

La UER ya avanzó en 2019, cuando Madonna actuó (desastrosamente) en la gala celebrada en Israel,  que en Estados Unidos estaba madurándose crear su propio festival con la tutela del organismo europeo tras tantos años de experiencia. 

"Es una competición en la que animarás a tu estado y tu ciudad natal y no hay otro show que haga eso", ha asegurado el productor Christer Björkman, promotor de la idea junto a Ben Silverman, creador de la serie The Office.

 "Ahora que Estados Unidos está más fracturado que nunca, y que estamos lidiando con muchos asuntos que nos dividen, lo único que verdaderamente nos une es nuestra cultura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios