Icono de una serie icónica

Venden la casa de Tony Soprano

  • La familia propietaria de la vivienda que eligió la HBO como escenario principal de 'Los Soprano' quiere desprenderse de la mansión por 3,4 millones de dólares

James Gandolfini ante la mansión de su personaje, Tony Soprano James Gandolfini ante la mansión de su personaje, Tony Soprano

James Gandolfini ante la mansión de su personaje, Tony Soprano / HBO

Si alguien ha soñado alguna vez con vivir como Tony Soprano y tiene 3,4 millones de dólares (algo más de 3 millones de euros) a mano, está de suerte, pues la casa del mafioso más famoso de la televisión está a la venta por primera vez. Sus dueños en la vida real, Patti y Victor Recchia, han decidido deshacerse de la vivienda que construyeron y en la que han pasado los últimos 32 años.

Situada en la localidad de North Caldwell, en Nueva Jersey, y a unos 45 minutos de Manhattan, esta pequeña mansión levantada en una parcela de más de 6.000 metros cuadrados tiene cuatro habitaciones, cuatro baños, una casa de invitados, un gran jardín y dos garajes. Pero sobre todo, da al comprador un pedazo de la historia de la televisión, un lugar que se ha convertido en objeto de peregrinaje para fanáticos de la exitosa serie producida por HBO.

Intro de 'Los Soprano' /

Muchos de ellos se fotografían regularmente a su entrada, donde James Gandolfini aparcaba su coche en los créditos que abrían cada episodio y donde recogía el periódico envuelto en su albornoz blanco. Durante años, el equipo de Los Soprano viajó a North Caldwell para filmar allí los exteriores de la vivienda del mafioso. Mientras, el interior de la casa aparece en el capítulo piloto y fue luego reproducido en un estudio de Nueva York donde se grabó buena parte de la serie. Los creadores visitaron 150 propiedades antes de decidirse por esta, que se terminó por convertir en uno de los ejes de la obra.

La casa de los Recchia determinó el aspecto de todo”, admitía la productora Ilene S. Landress en una entrevista en el año 2002. Aunque desde entonces la casa ha sido renovada, los principales elementos siguen siendo perfectamente reconocibles.

Recchia, que tiene una empresa de construcción, levantó la casa para su familia en 1987, en un ostentoso estilo muy propio de la época en Estados Unidos. El exterior de ladrillo claro y cuidados jardines va acompañado dentro de altos techos, colores pastel y abundantes elementos dorados.

A comienzos de la pasada década, en pleno apogeo de una de las ficciones fundamentales de la historia de la TV como Los Soprano, los Recchia aprovecharon el tirón de la serie para vender a través de internet planos detallados de estaa vivienda y consejos para reproducirla en otros lugares. Ahora, sin hijos en el hogar, la pareja ha decidido poner la casa a la venta para mudarse a otra más pequeña.

El precio, a priori, está claramente por encima de propiedades similares en esa zona, pero los dueños esperan que la fama del edificio dé sus frutos y de ahí la cantidad excesiva puesta a la venta. “Creo que no se puede cuantificar el valor intrínseco de esta casa”, señala Victor Recchia a The New York Times, medio al que se le permitió el acceso al inmueble para comenzar a agitar el interés de los compradores. Alejándose de lo habitual en Estados Unidos, los dueños han decidido gestionar el proceso directamente, sin un agente inmobiliario, y para ello piden a los interesados que les remitan sus ofertas y pruebas de solvencia. Entienden que pueden permitirse todas sus exigencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios