Movistar +

Esto da más 'Vergüenza'

  • La comedia de Javier Gutiérrez y Malena Alterio ofrece nuevos capítulos bajo demanda desde este viernes

Javier Gutiérrez y Malena Alterio en los nuevos episodios de 'Vergüenza' Javier Gutiérrez y Malena Alterio en los nuevos episodios de 'Vergüenza'

Javier Gutiérrez y Malena Alterio en los nuevos episodios de 'Vergüenza' / Movistar

La segunda temporada de Vergüenza es más extrema, más arriesgada y más provocativa”, destaca Javier Gutiérrez, protagonista junto a Malena Alterio de la serie de Movistar+ que estrena desde hoy con una nueva tanda de episodios en los que la pareja se enfrentará a la paternidad. Tras el éxito de su primera temporada, los “metepatas” Jesús y Nuria vivirán nuevas situaciones embarazosas que además, según Alterio, han producido “vergüenza real” durante los rodajes: “La vergüenza estaba también en el equipo, había gente que literalmente no nos miraba a los ojos”, revela.

La actriz, que se define como “tímida”, reconoce que para ella esta comedia funciona como una terapia de choque, en las que someten a pacientes a situaciones de “pánico”, y espera que el público sienta también la “catarsis” que se produce al ver a los personajes pasarlo mal.

Vergüenza, creada y dirigida por Álvaro Fernández-Armero y Juan Cavestany y producida por Apache Films, cuenta con nuevos escenarios y personaje en su continuación como Guillermo y Andrea (Jaime Zarataín y Marta Nieto), una pareja de padres sofisticados y modernos; y Ramón y Vanessa (Pol López y Teresa Cuesta), otra pareja “con un carácter más gañán”.

“Queremos seguir haciendo gracia, pero a la vez contar algo”, explica Cavestany, que asegura que la nueva temporada es también “más narrativa y compacta”, ya que contará con seis episodios, a diferencia de la primera, que fue de diez.

Además, habrá un capítulo especial de Navidad, que se estrenará el 24 de diciembre, que se ubica en la “elipsis” que se produce entre la primera y la segunda temporada, convirtiéndolo en un apéndice de regalo para los fans.

Con su carácter arriesgado y su dosis de humor negro, la serie se convirtió el año pasado en una de las más vistas de la plataforma y obtuvo cuatro galardones en los Premios Feroz, un éxito que Cavestany asume con humildad. “Álvaro y yo nos pusimos a trabajar con la sensación de que no teníamos nada garantizado porque cada semana aparecen series interesantes que le dan la vuelta a todo”, adelanta el también autor teatral con títulos como Urtain.

Para este observador de la realidad la serie funciona porque los personajes sufren un tipo de problemas “que no son los habituales en las comedias” y que tienen que ver “con lo cotidiano y con los miedos y frustraciones de cada uno”, lo que produce cierta “empatía” en el espectador. En cuanto al guio Cavestany afirma que hay una parte “autobiográfica”, de observación del entorno y las relaciones personales pero también una dosis de “fantasía perversa”, de dramatizar y recrear situaciones en las que la gente toma decisiones equivocadas, esencia de esta ficción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios