Entrevista a Pepe Rodríguez

"El éxito de 'Masterchef' es comparable al de una ensalada"

  • El chef manchego forma un jurado inseparable con Samantha y Jordi Cruz con el que hoy comienzan en La 1 la sexta edición Junior

El chef Pepe Rodríguez, jurado de 'Masterchef' El chef Pepe Rodríguez, jurado de 'Masterchef'

El chef Pepe Rodríguez, jurado de 'Masterchef' / RTVE

José Rodríguez Rey (Illescas, Toledo, 1968), conocido como Pepe Rodríguez, es el chef del restaurante familiar El Bohío, situado en su localidad natal y con 1 estrella Michelin. Este domingo en La 1 de TVE comanda junto con sus compañeros Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz la sexta temporada de Masterchef Junior. Una labor, a veces discutida y poco amable, pero fundamental para el desempeño del programa y el devenir de los 16 jóvenes que competirán por ser el pequeño rey de los fogones. Le aguarda una versión más didáctica que afronta con las ganas de un principiante, pese a ser todo un referente de la cocina de nuestro país.

–Recientemente ha finalizado ‘Masterchef Celebrity’ y ahora empieza la junior…

–Se trata de eso, de no parar. En mi restaurante no paramos de dar comidas. Cuando entras en la televisión se busca que la gente siga el programa, se entretenga y les guste nuestro trabajo. Para nosotros es un gusto hacer este programa. Estamos muy agradecidos a todas las personas que nos siguen de manera habitual.

–Con los niños hay que tener más tacto ¿Cambia mucho la manera de juzgar su labor?

–Totalmente. Somos mucho más didácticos en esta versión, y mira que ya en los otros formatos también cuidamos mucho ese aspecto. Lo importante es que el concursante aprenda, sea celebrity o no, pero sobretodo que el espectador se lleve una buena sensación de cocina. Con los niños todavía mucho más, hay que explicárselo como si estuviéramos en el contexto de un colegio. Eso hace que cambie el curso y la dinámica del programa. Es muy divertido, lo pasamos de maravilla, tanto nosotros como los niños.

–Esta nueva etapa es la última de Eva González, que se marcha a ‘La Voz’…

–Efectivamente. Nos va a tocar hacer de presentadores, aunque ya lo seamos un poco sin quererlo, porque al final también explicamos parte de la prueba. Eva realizaba una labor muy bonita, siendo la cara amable del programa y la transición entre el jurado y el concursante. Nosotros haremos un poco de todo, ya lo resolvimos cuando Eva estuvo embarazada y apenas se notó en el transcurso del programa. Además, este formato no suele contar con presentador específico, como ya ocurre en las ediciones internacionales.

–¿Cuáles son las claves del éxito de ‘Masterchef’?

–No lo sé (risas). Debe ser como una buena ensalada. La lechuga tiene que estar muy fresca, un buen aceite, su punto de sal, el vinagre de Jerez, ese tomate recién cortado… Al final Samantha, Jordi, Eva, que ya no está, y yo somos las caras visibles, pero hay 200 personas detrás de nosotros que son los que saben hacer televisión. Nosotros llevamos a la práctica y a la pantalla sus directrices y conocimientos. Algo tendremos de culpa nosotros también, pero sobretodo hay un equipazo por detrás que se deja la vida para que todo salga perfecto. Esa es la clave del éxito. No hay más.

–Los programas de cocina gozan de buena salud en la actualidad, ¿a qué cree que se debe?

–Creo que sí. A la gente le interesa todo lo que sea cocinar, de una forma u otra. La gastronomía forma parte de nuestra cultura, no solamente comemos por el tema fisiológico para tener la fuerza y energía necesaria para sobrevivir, sino que también se come por placer. El comer por placer tiene como consecuencia el fomento del turismo gastronómico. Sabemos que si comemos mejor y me lo hago yo puede ser más saludable. Existe esa preocupación. Muchas personas se interesan por la cocina, quieren aprender, mejorar sus nociones y avanzar. Los programas de cocina tienen un valor al alza que hace 50 o 60 años era impensable para la televisión. Ojalá que no se quede en una moda pasajera y nos sirva a todos para vivir mejor.

Las propuestas de Pepe para cocinar en Navidad

–¿Nos podría recomendar un menú elaborado y para gente con pericia en la cocina?

–Siempre digo lo mismo cuando me hacen esta pregunta. En Navidad hay que hacer lo que uno sabe cocinar. A veces uno quiere hacer lo que no ha hecho nunca y luego no sale bien o pasa más tiempo del debido en la cocina. No quieras hacer una receta que has visto de un cocinero importante si no tienes la suficiente pericia para ello, conviene mejor decantarse por lo conocido y trabajado en anteriores ocasiones. Si lo que te sale bien es una sopa de ajo y un pescado al horno, hazlo, porque es un menú estupendo para la Navidad. Al final lo que se trata es de pasar un buen rato en familia. Y no olvidaros de comprar con responsabilidad. No gastéis más de lo debido. Muchos productos se encarecen por estas fechas y están igual de buenos en cualquier momento del año. No seamos tontos.

–Un menú más asequible y al alcance de todos los bolsillos…

–Tenemos grandes productos y a todos los precios. A mí me encantan las angulas, pero no las como en Navidad porque están a un precio desorbitado. Las como en otra época del año cuando me salen a la mitad de precio. A mí, vuelvo a repetir e insisto, comerme una sopa de ajo o de cebolla y luego un ave rellena, que eso no sube de precio, que además me encanta hacerla en mi casa y le pongo mi carnecita picada, con mis orejones, foie, trocitos de manzana y luego la relleno y acompaño de patatas panaderas. Eso es emocionante. Además, hay algo que no sube de precio y es extraordinario como el jamón ibérico de bellota. Mire usted ahí, vaya cortando y comiendo jamón, que además en Andalucía lo tenéis muy a vuestro alcance.

–Andalucía y el sur de España es un territorio con una importante cultura gastronómica, ¿Qué destacaría de nuestros productos y cocina?–El sur es maravilloso. Siempre se ha dicho que en el sur se fríe, en el centro se asa y en el norte se guisa. Pero hay mucho más que fritura en Cádiz y en Andalucía. Hay guisos marineros, de interior, productos extraordinarios, su huerta, chacinas, el atún, mundialmente conocido. Es una zona privilegiada. Hacían falta cocineros que pusieran en valor todo ese cóctel. Y está pasando. La gente ya sabe que en el sur se come de maravilla. Cuanto mejor se coma y mejores restaurantes y cocineros haya, más turismo habrá. Nunca es tarde. Y en el sur lleváis un tiempo haciendo las cosas muy bien. La gente habla maravillas de vuestra gastronomía, restaurantes, productos y cocina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios