Unicaja

Espera la caldera de Bar

El pabellón del Mornar Bar, el Sportska Dvorana Topolica. El pabellón del Mornar Bar, el Sportska Dvorana Topolica.

El pabellón del Mornar Bar, el Sportska Dvorana Topolica. / topolica.me

El descenso a la Eurocup implica una serie de novedades. La mayoría de equipos son menos competentes a todos los niveles en este escalón europeo. Ahí está la diferencia con la elite. Hay lugares más recónditos, de clubes con exigencia experiencia continental. Uno de ellos es el Mornar Bar, rival del Unicaja este miércoles.

El conjunto montenegrino pertenece a Bar, una ciudad pequeña a orillas del Adriático. Con poco más de 15.000 habitantes hay una importante afición por el baloncesto. Lo atrae en buena parte el equipo de Mihailo Pavicevic, que explora sus límites con esta participación en la Eurocup. Aún hay una brecha significativa con muchos de sus contendientes, como el Unicaja.

Los de Luis Casimiro jugarán mañana en una instalación inusual. Los locales disputan sus partidos en el pabellón Sportska Dvorana Topolica, con capacidad para poco más de 2.500 espectadores. Una pista más pequeña que algunos de los polideportivos de Málaga. Una caldera en la que ya cayó derrotado este fin de semana el histórico Partizán de Belgrado, que intenta resurgir. Una experiencia novedosa y de la que, a buen seguro, no se olvidará la expedición cajista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios