Herbalife Gran Canaria - Unicaja Baloncesto | Previa La vida continúa (20:30)

  • Tras el mazazo de Berlín, sólo queda la ACB y el primer paso es un partido de mucha exigencia ante un necesitado Herbalife Gran Canaria

Ryan Boatright, en un entrenamiento. Ryan Boatright, en un entrenamiento.

Ryan Boatright, en un entrenamiento. / Javier Albiñana

La vida sigue y el baloncesto, también. El golpe recibido en Berlín derivó en un estado de pesimismo colectivo en el Unicaja. Las burbujas de un ilusionante comienzo de temporada se han evaporado y el horizonte es negro. Las palabras de Bertomeu (aunque ya estuviera recogido en los estatutos de la Euroliga) cerrando la puerta a la ACB para la próxima temporada si un equipo de la Liga gana la Eurocup no ayudan a levantar el ánimo. Pueden ser meses duros, pero tampoco es el apocalipsis.

Igual viene bien jugar rápido para digerir las decepciones. El Unicaja aterrizó ayer en Gran Canaria para jugar en la Liga Endesa, única competición ya en la que se está vivo. Espera un Herbalife (20:30 horas, Movistar) con un tercer inquilino en el banquillo. Salva Maldonado, Víctor García y, ahora, Pedro Martínez. El técnico catalán fue quien instaló al equipo canario en las puertas de las finales. Aíto y Casimiro terminaron de transitar el camino. El ahora técnico del Unicaja dejó un regalo envenenado en las islas con la consecución del billete para la Euroliga. La primera competición europea exige de manera tremenda. Y aunque está siendo más que digna la participación del equipo canario en ella, el peaje está siendo demoledor en la Liga Endesa. Habitual de los play off en la última década, el Herbalife pelea por evitar el descenso, está sólo una victoria por encima y a cuatro de los ocho mejores. Parece complicado que puedan pelear entre los mejores.

Queda esa duda de si es mejor ser cabeza de ratón o cola de león, una situación que ahora se plantea también en el Unicaja ante la dificultad para regresar a la primera división del baloncesto europeo. En deporte no se puede perder la ambición por mejorar porque el estancamiento es tóxico y acaba desgastando. Pero hay que ser conscientes del precio (económico, de dinero) que hay que pagar si, de verdad, se quiere estar con los mejores del continente. El aumento de presupuesto y una plantilla en apariencia muy completa no han dado tranquilidad al Herbalife, al contrario.

Las cornadas de la Copa y la Eurocup han dolido bastante, pero, mirada con frialdad, la temporada de Liga del Unicaja no es nada mala, al contrario. Empata en el cuarto puesto con Valencia (le ganó por 12 en la ida en Málaga) y ya ha jugado en la segunda vuelta con Barcelona, Baskonia y Real Madrid, los tres equipos con licencia A. Quedan 12 partidos para asegurar una buena posición en las eliminatorias por el título. Aunque ganaran la Eurocup Valencia o Andorra, la obligación es cerrar de la mejor manera posible la temporada.

Y, mirando desde el punto de vista del jugador, hay varios que se juegan su futuro. Málaga es un lugar muy valorado por el gremio, jugadores de caché superior que se marcharon años atrás comentan con frecuencia que, visto lo que les deparó su salida del Unicaja, seguramente no valoraban lo que tenían por club y ciudad. Lo mismo es aplicable a Luis Casimiro, que tiene un año más de contrato. Como él mismo decía, en deporte lo que vale es levantarse después de cada caída.

El equipo canario ha variado la fisonomía de su plantilla en las últimas fechas con las incorporaciones de los norteamericanos Jacob Wiley y Cory Jefferson. Para este partido tiene las dudas del alero catalán Xavi Rabaseda, quien sufrió un golpe en el encuentro de Tenerife y descansó ante Darussafaka, y del ala-pívot Eulis Báez, quien continúa recuperándose de la lesión que lo ha dejado fuera del conjunto en las últimas jornadas. Se espera que el primero pueda jugar.

Ambos conjuntos se han enfrentado en 51 ocasiones durante la liga regular, con un balance de 32 victorias y 19 derrotas para el Unicaja. En tierras canarias cambian los números, con nueve triunfos malagueños y 16 de los locales. Hasta el 26 de mayo, sólo queda la temporada regular de la ACB. La vida continúa. El baloncesto, también.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios