Horario y previa del Real Madrid - Unicaja Competitivos ante todo (18:30)

  • El Unicaja visita Madrid con el buen sabor de haber ganado en otras pistas de Euroliga como Vitoria y Valencia

  • Regresa Alberto Díaz y no faltará Josh Adams, ya recuperado

Rubén Guerrero realiza un mate.

Rubén Guerrero realiza un mate. / Unicaja B. Fotopress

El Unicaja ganó cinco veces en 40 visitas a Madrid en la ACB. Redondeando a la baja, poco más de una de cada 10 ocasiones que visita el feudo madridista. Habla la estadística de la dificultad de vencer en la pista blanca, aumentada en los últimos años con la época dorada que atraviesa el equipo de Pablo Laso. Llegó el técnico vasco en un momento de depresión, después de que Ettore Messina no fuera el salvador que se aguardaba. Y lo ha llevado, de largo, a las mayores cotas de este siglo XXI.

A esto se enfrenta el Unicaja, al líder invicto de la competición (7-0), que gana sus partidos por 15 puntos de diferencias media. La Euroliga no ha comenzado rodada para el equipo blanco, pero sí la ACB, en la que es vigente campeón y en la que parece tener más competencia que en años anteriores con la evidente subida de nivel del Barcelona. Ha servido este buen arranque para que el emergente Usman Garuba gane galones y juegue también en competición europea, algo que no hizo en el arranque. La profundidad de plantilla blanca propicia que no esté inscrito Thompkins, jugador potencialmente titular en un equipo de Final Four, y que las bajas de Felipe Reyes y Mejri no sean insalvables.

El Unicaja visita Madrid con buenas noticias por el regreso de Alberto Díaz y porque Josh Adams no tiene una lesión seria, algo de lo que se dudó después del golpe que sufrió en Podgorica. El regreso del pelirrojo sirve para liberar a un Jaime que está apretando los dientes con la molesta lesión en el talón que le obligó a parar en algún partido y entrenamiento. No obstante, ha dado el nivel que se pedía en este lapsus de cinco partidos sin el malagueño, lo necesario para amortiguar su baja. Sí es verdad que se esperaba un paso adelante más fuerte de Aleksa Avramovic que no ha llegado. El serbio ganó algunos minutos en la rotación, pero después han sido Toupane y Waczynski los más beneficiados por esos minutos libres en la posición de dos.

Después de ganar en dos canchas de Euroliga como Vitoria y Valencia, el WiZink Center exige una versión aún mejor del Unicaja siquiera para competir. Ya se hizo el año pasado en la temporada regular, no se anduvo lejos de vencer. Pero quizá haya que mirar de manera natural al partido con el foco en sí mismo, con cómo mejorar el juego pensando en el crecimiento del equipo a medio y largo plazo. Parece que sí se cuenta con el físico para combatir con los mejores, es algo que suelen recalcar los entrenadores rivales en las previas de los partidos. Falta desarrollar el mejor baloncesto posible del equipo, algo que lógicamente debe llegar en estados más avanzados de la competición. No existe, de momento, esa continuidad. Pero el equipo se ha enderezado, ha ganado cuatro de los últimos cinco partidos de ACB, 10 de los 12 últimos encuentros en todas las competiciones. Un síntoma de que el Unicaja es competitivo. Si consigue serlo en el WiZink, será una gran noticia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios