Horario y previa del Unicaja-Real Madrid Una abundancia bienvenida (20:00)

  • Luis Casimiro no ve problemas en la existencia de tres ‘cincos’ claros y cree que habrá minutos para todos

  • Se cierra el Costa del Sol ante el Real Madrid (101 TV)

Rubén Guerrero pelea por un rebote. Rubén Guerrero pelea por un rebote.

Rubén Guerrero pelea por un rebote. / Unicaja B. Fotopress

En la configuración de la plantilla de esta temporada, el Unicaja ha añadido músculo y físico, es algo de lo que se ha hablado repetidamente. También hay mayor número de efectivos interiores que exteriores. Si entre los puestos de uno y dos sólo Alberto parece un base claro, dentro hay tres cincos de características poco adaptables al cuatro. Sólo Gerun tiene ahí un camino de mejora si logra ganar un rango de tiro más fiable.

El baloncesto está en constante evolución. Se discute sobre el uso/abuso del triple o sobre la falta de juego de espaldas del pívot clásico, pero a la vez que quema etapas a veces hace un guiño al pasado, donde los más grandes dominaban el juego siempre. Reflexionaba Djordjevic ayer en China a las preguntas de los enviados especiales españolas al Mundial sobre la gigantesca selección, además del talento en tamaño, que maneja. “Es la selección que quisimos hacer hace seis años, buscando hacer más altos nuestros bases. En Europa se lleva jugando mucho tiempo small ball. Small ball, small ball... Todo el mundo ha bajado los jugadores. Ahí donde te giras te encuentras el small ball. Los cuatro juegan de cinco, los tres juegan de cuatro, los doses de tres... Para mí, el baloncesto es éste. No bajar la velocidad pero tener el tamaño”, decía el entrenador serbio.

En la primera prueba en Torrox, se vio a Casimiro rotar a los cincos con minutaje muy parecido. Durante un momento coincideron Elegar y Rubén Guerrero, pero explicaba el técnico que era casual, que la combinación más realizable en una urgencia es Gerun con uno de ellos. “Al máximo nivel de exigencia, los tres pueden jugar minutos importantes. Los cincos tienen más desgaste, aparte de que suelen ser quienes hacen más faltas. Hacen más trabajo de saltar, ayudar, tema reboteador y bloquear... Eso desgasta y tener tres está bien. Es muy importante”, explicaba Casimiro, que el año pasado, antes de comenzar la temporada, tenía en mente dar más minutaje a Viny Okouo, pero no acabó satisfecho con el papel del congoleño, relegado y ahora en Lituania con el modesto Nevezis.

Otra de las cosas que exige el baloncesto moderno a los pívots es abandonar la guarida propia del aro. Era algo con lo que sufría bastante, por ejemplo, Giorgi Shermadini. Era una fuente de ataque clara para los rivales cuando estaba en pista, jugar el pick and roll con la pareja del georgiano. Tienen mejores condiciones los tres cincos cajistas para defender lejos que Shermadini. Quizá Rubén Guerrero puede sufrir en el movimiento lateral algo más, pero lo cierto es que el marbellí tiene una capacidad intimidatoria elevada. En Torrox se le pudo ver aguantar a un jugador de alto nivel como Colton Iverson y contribuir a fallos rivales, con tapones, desvíos o simple oposición cerca del aro.

Son simples pruebas, claro, hay que dejar que pasen semanas y partidos de verdad para hacerse una idea más clara de los roles. No hay que olvidar que Deon Thompson es un jugador perfectamente adaptable a la posición de cinco en ciertos contextos. Y el músculo de Toupane y Ejim puede propiciar quintetos más bajos.

Esta tarde, Nerja ve el final del Torneo Costa del Sol, que sigue gozando de excelente salud, con otra prueba de máxima exigencia ante el Real Madrid, otro equipo de Euroliga. Será a partir de las 20:00 horas (en 101TV).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios