Unicaja

Mekel y la tranquilidad

  • El Unicaja recupera al base antes de lo previsto justo antes de su despedida de la Eurocup

  • El regreso del israelí ayuda al giro a la calma del equipo en las últimas semanas

Mekel , en un partido durante el pasado mes de septiembre.

Mekel , en un partido durante el pasado mes de septiembre. / acb Photo / Albert Martín

El fin de semana sin ACB le sirve al entrenador del UnicajaFotis Katsikaris para ir tomando apuntes de la factoría de jugadores de Los Guindos, trabajar con el grueso de la plantilla –Brizuela y Alberto Díaz siguen en el dique seco al margen de sus compañeros–, ensamblar al último refuerzo para la pintura y también para algo que poso esperaban hace un mes: ver a Gal Mekel entrenarse junto al resto del equipo. Todo un hito si se tiene en cuenta que las primeras previsiones eran que el israelí volviese a ejercitarse con normalidad en mayo.

Después de superar su tromboembolismo pulmonar, que se hizo público el 24 de enero después de que el base hubiese superado la Covid-19, el retorno del jugador es un punto positivo más dentro del giro a la tranquilidad que pretende el conjunto verde en las últimas fechas. Dos victorias seguidas en la ACB y una en la Eurocup, en un choque en el que ya nada se jugaban, no son un gran botín, pero sí que parecen algo suficientemente bueno como para que el estado mental de una plantilla con sobredosis de derrotas en 2021 se haya reiniciado. Ahora, mientras Mekel se prueba en los próximos días de entrenamiento y poco a poco toma la forma idónea para volver aportar sobre el parqué, los discípulos de Katsikaris van preparando el asalto definitivo a la tranquilidad que pasa por asegurarse un puesto entre los ocho primeros de la ACB y llegar a la lucha con el título sin más traumas de los ya superados.

Aunque Mekel ya llevaba tiempo entrenándose sin contacto, su puesta a punto definitiva será observada con lupa y, si no hay contratiempos, supondrá una pieza más en las rotaciones del Unicaja que, con Díaz nuevamente lesionado, ha visto como Jaime tiene demasiados minutos en la dirección, y elementos muy jóvenes de la cantara como Sánchez y Santos se asoman a la rotación. No sobrecargar a jugadores cuando empieza a asomarse un tramo importante en la competición doméstica parece un objetivo claro y más con hombres que aún no tienen las mejores sensaciones después de un largo proceso de recuperación como el propio Jaime.

El epílogo de una frustrante Eurocup dejará la exigencia para el equipo en sólo un partido semanal, poco bocado para un equipo, en teoría, confeccionado para competir cada tres días. La tardía reacción de club y del propio vestuario a una racha casi inverosímil de resultados ha dejado un regusto amargo en la boca de uno de los conjuntos favoritos a estar entre los mejores cuando arrancó la competición. Algo más con lo que lidiar.

El aspecto anímico, la fortaleza mental, son parte del trabajo del nuevo técnico del equipo. No recrearse en los baches pasados es clave para el reinicio del espíritu competitivo en un equipo que esta semana recupera a Mekel quien, con suerte, podrá estar de corto el próximo fin de semana en la ACB.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios