Unicaja

Peligro en la Minicopa

  • Tenerife y Madrid, verdugos del Unicaja, disputarán la final

  • Invitados y el físico de varios jugadores condicionan

  • Quinto lugar de los malagueños

Manolo Bazán dirige a su equipo durante un partido. Manolo Bazán dirige a su equipo durante un partido.

Manolo Bazán dirige a su equipo durante un partido. / acb photo

El Unicaja acabó su participación en la Minicopa con un quinto lugar tras derrotar al Fundación 5+11 Baskonia (74-65) en un buen partido de los chicos de Manolo Bazán. Una digna posición después del palo de quedar fuera de semifinales. Se perdió el partido decisivo ante el Iberostar Tenerife tras caer, después de un sobresaliente primer tiempo, ante el Madrid. Tinerfeños y madrileños se verán hoy en la final tras laminar a Barcelona y Joventut, algo sintomático.

Es una tendencia en los últimos años cada vez más acentuada. La Minicopa está en peligro, se desvirtúa con los fichajes exprés de jugadores como invitados que dominan absolutamente la competición. "Se verá la final que tienen, es la final que hay. Hay muchos jugadores invitados que dominan esto. Cada uno hace con su equipo lo que estima. No hay nada ilegal, la normativa lo permite y cada uno hace lo que quiere, pero se tiende a una competición de físico que en esta edad es determinantes", reflexiona Manolo Bazán, el técnico que ha participado en más ediciones de la Minicopa. Madrid y Tenerife los tienen en sus filas con papel determinante. El Unicaja reclutó a Antonio Moreno, un proyecto de Granada aún por formar.

El Unicaja llegó a esta Minicopa tras ganar en la repesca al Valencia y se marcha con dos victorias (Gipuzkoa y Baskonia) y dos derrotas (Madrid y Tenerife). En los últimos cinco años ha estado siempre entre los cinco mejores, tres años como finalista. Las generaciones fluctúan en calidad, pero Manolo Bazán está satisfecho por cómo ha progresado el grupo: "Crecimos muchísimo desde inicio de temporada. Queríamos meternos en semifinales, pero nos encontramos con lo que nos encontramos. Hemos cerrado bien ante el Baskonia, con un partido que no era fácil de jugar ante un equipo con muchos jugadores interesantes. Siempre es importante terminar ganando, la pena es que los dos equipos de la final eran de nuestro grupo y han ganado sus semifinales por bastante diferencia. Es bastante complicado competir con gente físicamente tan superior"

"Contra el Madrid jugamos sin presión, nada que perder. Defendiendo a gente físicamente superior íbamos igualados al descanso y estábamos a 6-8 puntos en el tercer cuarto, perdimos tres balones y se fueron a 16-18 y ya fue imposible", relataba Bazán de las derrotas ante los dos finalistas: "No habíamos tenido un inicio tan malo como contra Tenerife, fue un 24-0 de salida. Físicamente te arrollan, las dos primeras entradas fueron tapones. Nos repusimos y maquillamos algo".

En el partido por el quinto puesto brillaron especialmente Norberto Rubio (22 puntos) y Luis Rodríguez (19 y cuatro asistencias, cuatro rebotes y cuatro recuperaciones). Después de un buen inicio, el Baskonia se repuso y se escapó por 10 puntos. En la segunda mitad, junto a los 20 minutos contra el Madrid, se vieron los mejores minutos de juego del equipo malagueño en esta edición de la Minicopa. El base Javier Luque fue el jugador más brillante durante la competición. Promedió más de 16 puntos por encuentro. En el último partido hizo ocho puntos, siete rebotes y cuatro asistencias. Así se cerró la participación cajista en la Minicopa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios