unicaja

Queda abierta una rendija

  • El Unicaja aún puede acabar quinto en la ACB, que allanaría el camino para el regreso a la Euroliga

James Augustine realiza un mate ante la defensa de Colton Iverson. James Augustine realiza un mate ante la defensa de Colton Iverson.

James Augustine realiza un mate ante la defensa de Colton Iverson. / acb photo

Sigue la tensión competitiva para el Unicaja, que tendrá algo en juego de aquí a que la temporada eche el cierre. Será uno de los pocos equipos que aún debe agarrar su posición actual en la última jornada de la fase regular de la Liga Endesa, donde debe defender la sexta plaza e intentar escalar a la quinta.

El abanico es amplio, el equipo de Plaza puede acabar ostentando un sitio en la horquilla del quinto lugar al séptimo. Cada posicionamiento dibuja un escenario diferente, todos ellos, como ya se sabe, con el factor pista en contra. El más favorable, sin duda, sería el choque en cuartos de final por el título con el Valencia Básket.

Debe ganar en Badalona y esperar un tropiezo del Gran Canaria ante el Madrid en su pabellón

Las cábalas, aunque múltiples, son sencillas. El Unicaja será quinto si gana y pierde el Herbalife Gran Canaria. Terminará sexto si vence y también lo hacen los de Luis Casimiro. O si pierde y pierde Andorra. O si pierde, cae también el Herbalife y ganan Andorra e Iberostar Tenerife. Acabará en séptima posición si pierde y gana el Andorra, salvo que además gane el Iberostar Tenerife y pierda el Gran Canaria (las dos cosas).

Toca ver qué calendario afrontan el propio equipo de Los Guindos y sus contrincantes en esta batalla por la disposición en el play off. Habrá jornada unificada el jueves a las 20:30 en la ACB. El Unicaja visita en Badalona al Divina Seguros Joventut, que ya certificó su permanencia hace un par de jornadas, por lo que no tiene objetivos clasificatorios. El Gran Canaria recibe en las islas al Real Madrid, con la primera plaza asegurada matemáticamente y que viene de disputar la Final Four en Belgrado. El Morabanc Andorra espera más allá de Los Pirineos al Valencia Básket, que tiene sellada la cuarta plaza, sin posibilidad de mejorar su clasificación ni empeorarla.

La vía más favorable se traduce en un enfrentamiento con el Valencia Básket en la primera ronda de las eliminatorias por el título. Salvo que alguno de los que tienen licencia A en la Euroliga (Real Madrid, Barcelona y Baskonia) perdiese, el que pasase a semifinales también sellaría el billete de vuelta a la máxima competición continental. Un cara a cara que visto el transcurso de la temporada es el escenario más accesible para los de Plaza, el camino más corto.

Al otro lado, existen sendas más pedregosas. En caso de que el Herbalife Gran Canaria conserve su posición, de su duelo con los de Txus Vidorreta se colaría entre los cuatro mejores de la ACB un conjunto sin ese estatus. Por lo que el Unicaja debería estar obligatoriamente en ese cuarteto y además ganarse una plaza en la final. Los cajistas deben ir una ronda más allá que el resto de equipos excepto el trío mencionado para poder regresar a la Euroliga. Siempre que caiga en el mismo escalón parte en posición desfavorable con valencianos y canarios, ya que el desempate se rompería acudiendo a la clasificación de la fase regular de la Liga Endesa, donde los malagueños habrían quedado por detrás.

Mucho en juego en el Olímpic catalán, donde buena parte del billete continental está en el aire. A día de hoy espera el Barcelona -rival con el que el Unicaja no perdió un encuentro en esta temporada- en el play off, pero existen unos cruces más favorables para los cajistas. La derrota en Gran Canaria de hace unas semanas aún tiene redención, aunque la rendija que queda abierta sea estrecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios