kirolbet baskonia | unicaja

Renacer en Vitoria

  • El Unicaja inicia el 'play off' en una pista de grato recuerdo, donde le espera el Baskonia

  • Día de redención para una plantilla que pegó varios resbalones en el tramo final de la fase regular

Dragan Milosavljevic se escapa de Rodrigue Beaubois en el partido de la segunda vuelta de la Liga Endesa disputado en el Buesa Arena. Dragan Milosavljevic se escapa de Rodrigue Beaubois en el partido de la segunda vuelta de la Liga Endesa disputado en el Buesa Arena.

Dragan Milosavljevic se escapa de Rodrigue Beaubois en el partido de la segunda vuelta de la Liga Endesa disputado en el Buesa Arena. / efe

Vitoria sostiene una pata de las cuatro ciudades fetiche que componen el imaginario verde. Allí levantó el Unicaja su única ACB, en el trienio más dorado de su historia. Corren tiempos muy diferentes, pero el destino vuelve a cruzar al club de Los Guindos con el Baskonia. Épocas distintas, pero trascendental también esta, donde los malagueños se juegan su futuro en el corto y medio plazo.

Gana protagonismo ese triunfo en estos días porque supone un aislado rayo de luz en mitad de la oscuridad. Aquella victoria es la única del conjunto verde en el Buesa Arena en un play off en una docena de visitas. Para seguir avanzando en el cuadro, los de Plaza tendrán, como mínimo, que igualar la hazaña. Es peculiar, pero con el técnico catalán solo se cayó una vez a estas alturas, curiosamente con el factor pista en contra -Valencia en la 15/16-.

La dinámica baskonista es opuesta, habiendo firmado el mejor cierre de toda la Liga Endesa

El Unicaja toma tierra en la parte cumbre de la campaña con incertidumbre, con la sensación de que la plantilla ha bajado el interruptor varias semanas antes del desenlace. Lo evidencian los factores tangibles -tres derrotas en los cuatro últimos encuentros-, pero también los intangibles. El equipo demostró estar una marcha por detrás, una falta de nervio acuciante y, por momentos, desesperante. Zaragoza o Joventut, clubes que salvaron la LEB en el último suspiro, desarbolaron a los cajistas sin necesitar un baloncesto brillante. "Le pusieron más pasión, más deseo y más ganas, no estábamos tensos", reconoció Plaza tras la debacle en Badalona, en unas palabras que son buena síntesis de un desplome preocupante.

Llama la atención el contraste con el Baskonia, hoy en la cresta de la ola. Tras dibujar el mejor segundo tramo en Liga Endesa -un balance de 15-2-, aterriza en el play off ebrio de moral. Una ascensión forjada en el Buesa Arena, que solo saquearon el Tecnyconta Zaragoza y el Real Madrid, lo que ayuda a calibrar la tarea ciclópea que tiene en sus manos el Unicaja. Pedro Martínez recupera a Granger, el agente doble de esta eliminatoria. Le falta ritmo competitivo al charrúa, pero su bagaje es una garantía sobre la madera.

Los vitorianos son el particular ogro de los de Plaza este curso. Cuatro enfrentamientos por los mismos traspiés. En tres de ellos el luminoso estuvo comprimido, pero en el choque liguero en tierras norteñas los locales barrieron a los malagueños. No deben aminorar la esperanza, pero sí son buena probeta para ver qué fugas hay que taponar.

Preocupa también la dinámica de este Unicaja en la carretera, con un inquietante 6-11 lejos del Carpena en este curso. En play off el camino recorrido está atestado de minas, teniendo que desempolvar hasta 2010 para encontrar el último triunfo fuera de casa, con la imperecedera canasta de Dowdell. De allí a hoy, una cadena de 14 derrotas.

Aunque esta amalgama de datos baje el dedo, desde el vestuario se destila motivación por obrar la proeza -incluso el club ha lanzado un vídeo con el leitmotiv de Believe in us (Cree en nosotros)-. La plantilla tiene hambre de liberación y pocos escenarios parecen más apropiados para enterrar los despropósitos recientes. El Unicaja intentará descarrilar al Baskonia, que arriba a velocidad de crucero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios