Unicaja Baloncesto

El plan de la semana más especial del año

  • El equipo descansa este domingo y se entrenará tres veces ante de viajar el miércoles por la tarde a Madrid

Alberto Díaz y Suárez, durante el Unicaja-BAXI. Alberto Díaz y Suárez, durante el Unicaja-BAXI.

Alberto Díaz y Suárez, durante el Unicaja-BAXI. / Marilú Báez

Acabado el partido ante el BAXI Manresa, la temporada entra en el paréntesis de la semana más ilusionante de la temporada, algo así como la de los Reyes Magos para el baloncesto español. La Copa del Rey ya está aquí. No habrá un partido de ACB hasta el próximo 3 de marzo por el parón posterior de las ventanas. Después vendrá, sin solución de continuidad, el inicio de las eliminatorias de Eurocup.

El Unicaja descansará este domingo para empezar a preparar desde el lunes el torneo copero ante el Iberostar Tenerife, que abrirá la competición. Ayer, el equipo insular anunció que lucirá un equipaje retro en el evento madrileño, en homenaje al equipo que logró el ascenso a Liga EBA en 1998. El gesto está incluido en las iniciativas para conmemorar el 80 aniversario del club canarista, que tiene su origen en 1939.

El equipo se ejercitará tres veces más antes de partir hacia Madrid. Lo hará el lunes, el martes, antes de la sesión celebrará el Media Day, y el miércoles. Ahí hablará Luis Casimiro y después, a las 17:00 horas, se tomará un AVE rumbo a la capital de España. Se ha optado por trabajar antes en Málaga y ya el jueves tener la toma de contacto con el WiZink Center en la sesión de tiro. Será a las 19:00 horas el partido que abrirá la Copa del Rey. El equipo estará acompañado por más de un centenar de aficionados dentro del reparto hecho por el cupo de entradas facilitadas, más los que se desplacen por su cuenta.

La principal duda física es si estará Carlos Suárez. El capitán no deja de hacer trabajo de recuperación, ha experimentado sensibles progresos durante la semana, sobre todo a nivel de seguridad y mental una vez ha constatado que el gemelo lesionado va respondiendo a las progresivas cargas de esfuerzo. Pero es complicado vaticinar qué ocurrirá. Después de dos meses, un partido de la exigencia del del jueves parece un escenario poco propicio para la reaparición. 

A este respecto se refirió Luis Casimiro que “a ver la semana que viene. Hoy no me dijeron nada, le estaban haciendo bastantes pruebas de cómo estaba esa pierna. No sé nada”, señalaba el entrenador sobre el estado del capitán: “Vamos a esperar, nos quedan cuatro días, está al final de la recuperación. Que objetivamente puede estar recuperado, pero sus sensaciones deben contar. Él estará por arriesgar, pero el riesgo que corremos es importante. Hay que sopesar porque por la ilusión y ambición no sé si podrá llegar”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios