Unicaja Baloncesto | Datos

Un ejemplo de presión

  • El Unicaja anotó sus 12 últimos puntos ante el Estrella Roja a través de 12 tiros libres

Lessort y Shermadini se abrazan. Lessort y Shermadini se abrazan.

Lessort y Shermadini se abrazan. / Javier Albiñana

Tras la victoria ante el Estrella Roja, el Unicaja disfrutó ayer de una jornada de descanso. Aunque acabó con el miedo en el cuerpo, la sensación al acabar el partido era de alivio, de que se había sacado un encuentro que se podía haber ido cuando el Estrella Roja se colocó a un punto en el último minuto después de dominar por 16 puntos a mediados del tercer cuarto.

El frágil estado anímico del Unicaja, que ha perdido su confianza mientras se lesionaban sus dos líderes espirituales, se puede observar en un dato del partido contra los serbios. La última canasta en juego del partido de los de Casimiro fue conseguida a 9:40 del final, a través de Mathias Lessort. Desde ahí hasta el final del encuentro, el Unicaja sólo metió a través de tiros libres. 12 aciertos en 14 lanzamientos.

La última canasta en juego la metió Mathias Lessort a 9:40 del final del duelo

Tiene, claro, su lectura positiva ese dato. Y es que los jugadores del Unicaja tuvieron personalidad para meter los tiros desde los 4.60 metros, donde con frecuencia la mano se encoge. Milosavljevic, Lessort y Roberts metieron secuencias de dos (el francés falló una completa) mientras que Jaime Fernández metió seis tiros libres sin vacilar. Debe valerle al escolta madrileño para recuperar esa chispa que ha perdido desde que tuvo ese golpe en la rodilla ante el Breogán. No ha vuelto a recobrar ese estado de gracia. Aunque se le reconoce que no esconde y que el descaro no lo pierde. Tuvo la capacidad para forzar esas tres faltas con las que ir a la línea. Y sentenciar desde ahí.

En cualquier caso, sí fue evidente que al Unicaja, tras un primer periodo de mucho nivel ofensivo y con continuidad, se le hizo largo el partido. La fluidez dio pase al bote, Brian Roberts no encontró huecos para perforar la defensa del Estrella Roja. Se convirtió Lessort en la principal fuente de generación de peligro. Quizá se le echó de menos algún minuto antes de que saliera al final. Cierto es que tenerle en pista entraña cierto riesgo por el asunto de los tiros libres y su poca (aunque creciente) fiabilidad desde la línea, algo que Shermadini sí tiene. En cualquier caso, un triunfo para destensar y para seguir con plenas opciones en la Eurocup.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios