Unicaja Baloncesto | Campeonato de España Junior La nota final se reparte en Zaragoza

  • El Unicaja juega el Campeonato de España junior desde este domingo en Zaragoza

  • Estar en octavos de final, el primer objetivo

Imagen del equipo junior del Unicaja que acude a Zaragoza. Imagen del equipo junior del Unicaja que acude a Zaragoza.

Imagen del equipo junior del Unicaja que acude a Zaragoza. / Unicaja B. Fotopress

Llega mayo y es el mes de los Campeonatos de España de base para los clubes. De alguna manera, el refrendo a la evolución sostenida en una temporada. Por un lado va el resultado y por otro la progresión de los jugadores, aunque hay quien entiende que es indivisible el análisis. El Unicaja ya está en Zaragoza para desde este domingo por la mañana jugar el Campeonato de España junior. El próximo sábado 11 es la final y el tercer y cuarto puesto.

Hasta llegar allí, un camino bastante complicado para los pupilos de Germán Gabriel, que a lo largo de la temporada han tenido tramos de altibajos en la temporada en Liga EBA. Se pasaron meses complicados en noviembre, diciembre y enero, con escasas victorias, pero después llegaron para obtener la salvación con holgura. Se jugó en el peor momento un torneo junior en Linares en el que se ocupó el último lugar, pero después se venció en el Campeonato de Andalucía en una competida final con el Betis.

"Ahora llegamos a la realidad de la competición junior, con la incógnita de lo que te vas a encontrar, hay equipos de todas partes de España y es más complicando el scouting", afirma Germán Gabriel, que en su época de jugador compitió también en varios Campeonatos de España: "Recuerdo que éramos ocho equipos, con grupo, semifinales y final. Es un torneo mucho más amplio".

"Estamos muy centrándonos en nosotros mismos, sin pensar en lo demás. Sabemos que el cambio de jugar en EBA a hacerlo en junior implica diferencias. Es un ritmo mucho más elevado, más emocional, intenso, rápido y con más errores. Entramos en esa incógnita de cómo son los rivales, en el territorio de ir partido a partido", dice Germán, que explica cómo ha evolucionado el bloque durante la temporada: "Lo considero un proceso normal, que el comienzo no fuera sencillo. Hay ocho jugadores de primer año, que tienen que adaptarse a la EBA, que es muy dura. Hay equipos con muchos americanos, comunitarios... Es una competición exigente, pero distinta a un torneo junior. A nivel de experiencia y baloncesto, les costó, pero en enero se perfilaron y comenzaron a reconocerse. Conseguimos siete victorias seguidas y el objetivo, que era la permanencia. Hemos ido compitiendo, de menos a más en el Andaluz para sacar el partido ante el Betis y vamos con la ilusión de hacerlo bien en el último torneo del año".

Con un equipo "joven", dos tercios de los jugadores son de primer año, el Unicaja parte desde la primera fase en una situación inusual. Por los resultados de la pasada temporada, en los que los equipos andaluces no avanzaron, tanto Unicaja como Betis salen desde el segundo nivel. Los 16 mejores, por ranking, juegan divididos en cuatro grupos de cuatro equipos y avanzan los tres mejores a octavos de final. Los otros 16, entre los que está el Unicaja, juegan en el mismo formato. Pero sólo el primero de cada grupo pasa a octavos, así que no hay margen de error alguno.

Teóricamente, los rivales son más asequibles en este nivel, pero el cruce, si se gana, será contra el segundo del Grupo B, complicado con total seguridad (Barcelona, Canterbury o Fuenlabrada, ante el que se perdió en Linares). Los contrarios en esta fase son Liberbank Oviedo (Asturias), Aranguren Mutilbasket (Navarra) y CB Villarrobledo (Castilla La Mancha). El Unicaja jugará sus tres partidos de la primera fase de domingo a martes, todos a las 12:00 horas. Por este orden, se medirá a Aranguren, Villarobledo y Liberbank Oviedo.

"Vamos un poco a ciegas porque no se sabe muy bien cómo llegan los rivales. Llegamos con humildad y respeto máximo, si ellos han llegado hasta aquí es que tienen el nivel. Tenemos que fiarnos de nosotros y sin muchas más pretensiones y expectativas que ofrecer nuestro mejor nivel" insiste Germán, sin querer pensar mucho más allá de la primera fase.

En el equipo cajista, dos jugadores que han tenido minutos con el primer equipo esta temporada, Lucas Muñoz y Pablo Sánchez, debutante más joven de la historia del club en partido oficial. Muñoz, Alessandro Scariolo, Ismael Tamba y el brasileño Matheus Maciel son los jugadores de segundo año. Por temas de lesiones, ya participaron en el Campeonato el año pasado, siendo cadetes aún, Pablo Sánchez, Javi Rodríguez y Jeffry Godspower, tres internacionales sub 16 el pasado verano. Es un equipo interesante, con varios jugadores con proyección de élite.

"Muchos han ido adquiriendo la madurez en un torneo bastante complicado. A la edad que tienen estos jugadores, son más emocionales que racionales. Físicamente todos han evolucionado, sólo hay que ver sus cuerpos. Y han adquirido más madurez en su juego", explica Germán sobre la evolución de los jugadores durante la campaña, con la que está satisfecho.

Por fuera juegan Lucas Muñoz, capitán del equipo y Alessandro Scariolo, los jugadores con más experiencia y que llevan la batuta. Ambos llevan en el club desde infantiles, ya jugaron la Minicopa de 2014. José García ha ido cogiendo minutos durante la temporada en la posición de base. El jiennense Pablo Sánchez y Saviour Edopkayi, que también ha ganado minutos con el paso de la campaña con sus características defensivas, Javi Rodríguez y el tirador Adrián Ramírez completan el perímetro. Jeffry Godspower ha dado pasos grandes en los últimos meses en la reconversión para jugar de alero tras hacerlo como interior. 

Por dentro, Ismael Tamba, también con una importante progresión en su segundo año en Los Guindos, el brasileño Matheus Maciel y el gaditano Carlos Galán. Se cayó Souleyman Pinda, que tras estar el grueso de la temporada fuera tras una operación de rodilla, se rompió el cúbito al poco de reaparecer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios