Unicaja - FC Barcelona

Pesic y sus 40 minutos de bronca

  • El técnico del Barça pasó otro tiempo reglamentario con sus jugadores tras la derrota en Madrid

  • "Ni éramos tan buenos cuando les ganamos en el Palau ni ahora los peores", decía Oriola

Imagen del último entrenamiento del Barça antes de viajar Imagen del último entrenamiento del Barça antes de viajar

Imagen del último entrenamiento del Barça antes de viajar / @FCBbasket

La semana del Barcelona Lassa ha girado alrededor del partido en el WiZink Center. Tras su dolorosa derrota ante el Real Madrid, el equipo de Svetislav Pesic ha estado metido en un búnker, aislado de críticas, intentando enfocarse a la Liga ACB, donde es líder. Eso sí, después de que el técnico serbio echara una importante bronca a sus jugadores en el vestuario.

Según el portal Eurohoops.net, Pesic estuvo con sus jugadores durante 40 minutos al acabar el Clásico y los gritos se podían escuchar desde los pasillos. Con más de media hora de retraso salió del vestuario y apareció por la sala de prensa, donde pidió disculpas a los medios de comunicación. En la sala estaban presentes Albert Solé, director de deportes profesionales del Barcelona, y el malagueño Nacho Rodríguez, director deportivo de la sección.

Hay por ello cierto ambiente de inestabilidad en el Palau. Intentará pescar el Unicaja en aguas revueltas, aunque no será sencillo y se puede esperar también un rival extra motivado en el Carpena. Pierre Oriola, ala-pívot del Barcelona, se mostró conforme con los comentarios del técnico en el vestuario en declaraciones para el citado medio: "Creo que el entrenador nos dijo cosas positivas. Las negativas fueron solo sobre el partido, nos habló de él y del desastre que habíamos hecho".

Oriola pedía pasar página y mirar ya al partido en el Martín Carpena: "Tenemos que ser positivos. A causa del rival no era un partido normal y corriente, pero tenemos que pensar ya en el Unicaja. El próximo encuentro es el más importante. Esto fue un accidente en un partido desastroso. Ni éramos tan buenos antes, cuando les ganamos hace unas semanas en el Palau o cuando ganamos en sitios como Kaunas, ni ahora somos los peores". Efectivamente, hace tres semanas el bajón estaba en el otro lado. Por ello los de Casimiro miran con recelo al Barcelona, que ayer realizó su último entrenamiento con todos disponibles antes de viajar a Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios