Unicaja

Vivir y morir del triple (89-88)

  • El Unicaja pierde en Sevilla en el partido en el que lanzó más veces de tres en su historia (41)

  • Se profundiza en las malas sensaciones del equipo de Plaza

Viny Okouo intenta taponar a Kelly. Viny Okouo intenta taponar a Kelly.

Viny Okouo intenta taponar a Kelly. / ACB Photo (Sevilla)

El Unicaja está en un momento bastante delicado. La derrota en la pista del Betis lo recuerda (89-88). Falla como una escopeta de feria en los finales igualados. Seguramente no debería haber llegado a uno de ellos en Sevilla, pero, ya puestos, tampoco gana. Ni ante los de Euroliga ni ante un equipo en descenso en la ACB. Una derrota merecida. Lo fió todo al triple y perdió.

Permitió el Unicaja que el Betis cogiera confianza, algo que le sucede últimamente. No marca la línea de inicio contra los rivales. Y le pesa, va a contrapié. Tuvo opciones para distanciarse en el tercer cuarto, pero no lo consiguió. Devolvió Alberto Díaz al partido a su equipo con una secuencia de triples. Pero en la última posesión Milosavljevic, después de que Nedovic y Suárez tuvieran buenas opciones de tiro y la pasaran, falló sobre la bocina para ganar un partido que hace daño. Vivió del triple el Unicaja y murió de él.

El Unicaja salió dormido y cuando quiso meterse en el partido iba 24-14 perdiendo. Demasiada laxitud defensiva permitía al Betis sentirse cómodo. Le metía algunos gramos de fuerza el Betis, motivado porque la necesidad obliga. 24-14 ganaba el Betis antes de que Waczynski cerrara el primer cuarto con un triple (24-17).

Desde la línea de tres cimentó su remontada el Unicaja, que ponía en liza a Livio Jean-Charles. Buena primera impresión del francés, ágil y móvil. Anotó un par de tiros cercanos e hizo un reverso tremendo acabado en un dos más uno. Sufrió algo para volver rápido tras las ayudas, pero es una pieza más para aportar, que no es poco en un momento de escasez de fuerzas. Amagó con escaparse el Unicaja (35-41), pero volvía el Betis (39-41) al descanso.

Tras el paso por los vestuarios subió su apuesta por el triple el Unicaja. Un gran porcentaje de sus puntos en este periodo fueron gracias a triples de Nedovic, Waczynski y Alberto Díaz. Pero vivir del triple lleva a morir de él a veces. Se olvidó de mezclar el juego y el Betis acabó tomando oxígeno cuando dejaron de entrar (65-65 tras 30 minutos).

El bloqueo cajista, entregado al juego exterior, continuaba y el Betis tomaba seis puntos de renta (73-67). Falló Cruz un triple claro para extender la renta. Y otro Nelson. Y ello dio vida al Unicaja. Salin anotó un triple y Suárez un tiro libre (73-71). Nelson metió un triple tras rebote de ataque y repelía Alberto Díaz (76-74). El partido entró en una especie de locura, en la que los equipos anotaban de tres en tres básicamente. Alberto Díaz anotaba cuatro triples, en este periodo. Volvía a ganar el Unicaja (79-80). Pero Nelson y Kelly metían sendos dos más uno. Waczynski anotaba de tres de nuevo a 44 segundos (85-86).

Acto seguido, el Unicaja se comió la pizarra del Betis y Kelly devolvió ventaja a los locales. Nedovic metió dos tiros libres, devolvió Schilb (89-88) y le quedaron al Unicaja 10 segundos para anotar y ganar el partido. Nedovic atacó el aro, reculó, se la pasó a Suárez y éste a Milosavljevic, que apenas había jugado y que tuvo el tiro para ganar. Pero la falló.

Real Betis (24+15+26+24) 89: Booker 10, Nelson 11, Schilb 25, Kelly 13 y Anosike 12 -quinteto inicial-. Alfonso Sánchez 0, Cruz 2, Uriz 8, Franch 0, Golubovic 8 y Urtasun 0.

Unicaja (17+24+24+23) 88: Díaz 12, Salin 6, Díez 0, Brooks 6 y Okouo 5 -quinteto inicial-. McCallum 7, Milosavljevic 3, Nedovic 13, Waczynski 20, Jean-Charles 7, Augustine 0 y Suárez 9.

Árbitros: Pizarro, Oyón y Munar. Sin eliminados.

Incidencias: 24ª jornada de la Liga Endesa. Partido disputado en el Pabellón de San Pablo ante 3.225 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios