Unicaja

Cónclave para la huelga

  • El presidente, Eduardo García, se reúne con la plantilla del Unicaja antes de salir hacia Vitoria

Eduardo García dialoga con Alberto Díaz. Eduardo García dialoga con Alberto Díaz.

Eduardo García dialoga con Alberto Díaz. / Javier Albiñana

El Unicaja partió este mediodía para Vitoria, donde mañana jugará un partido importante de la Liga Endesa (19:00 horas), clave para mantener la posición de privilegio y subirla incluso. El equipo se desplazó sin Jeff Brooks, que se quedó realizando algunos ejercicios en Málaga. Sí viajó Nemanja Nedovic. En función de cómo se encuentre durante el entrenamiento de por la tarde se decidirá si se le activa y se da de baja a Morayo Soluade o el británico sigue jugando.

Antes de partir, la plantilla tuvo una reunión con Eduardo García, presidente del club, a instancias de éste como informó Sur. Quería conocer de primera mano la opinión de los jugadores sobre la huelga convocada por la ABP. Alberto Díaz y Nemanja Nedovic se manifestaron tras la victoria ante el Efes de manera inequívoca en apoyo al paro convocado. Ahora se abrió un plazo para acelerar en el desbloqueo y que no corra peligro la Copa del Rey, que se disputa del 15 al 18 de febrero en Gran Canaria.

El presidente comunicó que respeta el derecho a la huelga, pero pidió una comunicación formal de la posición de los jugadores, recordándoles que, obviamente, dejarían de percibir el salario del tiempo de paro. Entre los clubes había consenso para dejar de pagar el Fondo Social de 315.000 euros con el que se financia a la Asociación de Baloncestistas Profesionales y con los que se sufraga la existencia del sindicato. Entiende la ACB que la subsistencia debe partir de las cuotas de los jugadores y no de la aportación de la patronal. Es algo en lo que los clubes han insistido en las últimas negociaciones de convenio colectivo pero acabaron cediendo. Ahora hay también firmeza en la patronal.

La postura de los jugadores es conjunta y parece firme, pero hay tiempo para arreglar lo que sería un desastre para el baloncesto español antes de la competición más atractiva de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios