Unicaja Baloncesto

La atrevida idea del Unicaja junior

  • Derrota al CB Cazorla (97-77) en el estreno de la Liga EBA con un juego vertiginoso

El Unicaja junior celebra el triunfo. El Unicaja junior celebra el triunfo.

El Unicaja junior celebra el triunfo.

Hay acumulación de talento físico, atlético y técnico en esta generación 2002/03 que conforma el equipo junior del Unicaja. De hecho, hasta se han creado, inusualmente, dos equipos en la categoría para canalizar esa abundancia. Hay proyectos intrigantes más atrasados en su evolución pero que se consideran interesates. Hay más de 20 chicos de esta edad trabajando a las órdenes de Antonio Herrera y Jesús Lázaro.

Y la première en la Liga EBA resultó muy ilusionante, con una apuesta atrevida y de riesgo, con un juego vertiginoso, con mucho brío y rapidez, sin frenos para acabar posesiones. Con defensas agresivas que a veces conceden y a veces colapsan al rival. Con una idea de compartir el balón y también el protagonismo entre todo el equipo. Por momentos, abrumó al CB Cazorla y el filial se embolsó la primera victoria de la temporada (97-77).

Es posible que la Liga EBA sufra un bajón de nivel esta temporada. Se ha limitado el número de extranjeros por equipo. Era habitual ver a cinco o seis americanos en los rivales y ahora hay un tope de dos. Y este Unicaja junior tiene un talento físico y atlético probablemente no visto con anterioridad en un equipo de base en Málaga. Más de la mitad del equipo pasa de los dos metros y más de la mitad puede jugar sin problemas por encima del aro. Hay ocho jugadores que han sido convocados alguna vez con la selección española, Pierre Sené jugó con 15 años un Mundial sub 19 con Senegal. Y los que no, Jakob Coulibaly y Bernard Edokpayi, malagueños y de primer año ambos, podrían serlo en cualquier momento. Y aún queda por debutar la última apuesta, Yannick Nzosa, pívot congoleño de una proyección tremenda que está a la espera de que se solventen los papeles tras su llegada desde el Stella Azzurra italiano.

Un lance del Unicaja-CB Cazorla en Los Guindos. Un lance del Unicaja-CB Cazorla en Los Guindos.

Un lance del Unicaja-CB Cazorla en Los Guindos.

El Unicaja fue una batidora en el partido. Lanzó nada menos que 90 veces a canasta en juego, 47 veces de dos y 43 de tres. Es decir, más de dos tiros por minuto de juego. Tiene el reverso de la precipitación más de una vez, pero Antonio Herrera parece creer en la idea, pide intensidad y velocidad constante y aplaude al jugador aunque falle . Y sus jugadores también. Con el refuerzo de Ismael Tamba, ya senior y habitual en los entrenamientos del primer equipo, el Unicaja fue inabordable para el rival. Con contraataques llevados por el cuatro y el cinco, con cambio del roles en el mismo ataque y constantes presiones al rival en todo campo, el partido se movió entre los 10 y 20 puntos de renta. El primer tiempo fue más redondo (58-40), después hubo más pulsiones individualistas.

Ismael Tamba impuso su dominio (19 puntos, cinco rebotes y cinco robos), Pablo Sánchez exhibió una mejora evidente en el tiro y guió el ataque (12 puntos con cuatro triples y ocho asistencias), seis hombres sumaron 13 o más de valoración y los 11 jugadores que empleó Herrera sumaron al menos cuatro puntos. Fue sólo el primer paso, pero las matinales dominicales en Los Guindos prometen bastante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios