Unicaja I Valencia Básquet

El Valencia está por encima (83-91)

  • En un duelo competidísimo, el equipo levantino demuestra más aplomo que el Unicaja y se lleva un triunfo de Málaga que retrasa la certificación de la Copa y complica la opción de ser cabeza de serie.

Waczynski, en un momento del partido. Waczynski, en un momento del partido.

Waczynski, en un momento del partido. / ACB/ FOTOS (Málaga)

Tras casi 35 minutos de equilibrio máximo y un duelo de poder a poder, el Valencia Básket creció y el Unicaja menguó. Musli, tremendo en el resto de aspectos del juego atacante, encadenaba fallos en los tiros libre. Y el Valencia supo dinamizar el juego y fortificar su defensa para levantar una victoria muy valiosa del Martín Carpena. En un duelo que se descifrará en el largo recorrido de una temporada, el equipo levantino dio primero. Con más empaque, un punto más de conjunción y, este sábado, más acierto. Ese 12/24 en tiros libres hizo daño. El Unicaja compitió hasta el final, pero el Valencia es más, a día de hoy. No mucho, pero algo más. Hay que esperar para sellar la Copa y se complica la posibilidad de ser cabeza de serie.

El encuentro comenzó regido por Rafa Martínez. En su plena madurez (33 años), el escolta de Santpedor anotó 12 de los 24 puntos del Valencia en los 10 primeros minutos. El Unicaja no encontraba a Musli para generar puntos, aunque sí juego. Provocó un par de faltas el serbio pero sólo una vez fue a la línea y falló los dos tiros libres, el último sin tocar ni aro. Había atenuado esa tendencia al fallo, pero recayó. Dominaba el Unicaja por 18-14 con buenos porcentajes y ritmo anotador, pero encalló a falta de tres minutos y Martínez puso la directa para liderar (18-24) al final del primer cuarto. Tenía problemas el Unicaja en la defensa individual, sus jugadores eran superados con demasiada frecuencia. Varias penetraciones valencianas encontraron puntos.

El factor F, de Fogg, fue empleado por Plaza cuando el Valencia se iba por ocho (18-26). Dos triples de californiano estrecharon el partido. También una mejor actividad defensiva. Entre medias, minutos de vuelo para Nedovic, aún lejos de su mejor nivel. Una canasta de N'Diaye, que parece más productivo ante rivales de mayor enjundia, devolvió la ventaja al Unicaja (29-28), pero otra vez apareció un irreductible Martínez, con dos triples para disparar a los taronjas (34-39). Era un encuentro de poder a poder. Y respondía el Unicaja con dos movimientos tremendos en el poste bajo de Musli (40-40), ahora sí muy dañino. Una suerte cada vez más en desuso en un baloncesto en el que el triple manda.

Desaprovechó un adicional, eso sí. Un oportuno rebote ofensivo de Waczynski daba ventaja al descanso (42-40). El polaco y Fogg, con nueve puntos cada uno, enjugaban los 18 puntos de un colosal Rafa Martínez.

El partido se movía con cánones de mucho equilibrio. Nadie dominaba por más de cuatro puntos. Tuvo bola el Unicaja (46-42) para irse por más, pero respondió Valencia, con un académico juego colectivo y gran movimiento de balón para encontrar situaciones sencillas. Un chispazo de Nedovic, que falló un adicional para meter la canasta posterior, extendía a seis puntos la diferencia (59-53). Un triple de Sastre y una última bola del tercer cuarto horriblemente jugada devolvían al Valencia a tiro (62-61).

El partido iba aumentando de intensidad. El Carpena se encendía con los colegiados por la distinta aplicación de las sanciones de pasos en las dos canastas. Daba Sastre (64-68) pero volvía un gran Jeff Brooks, en su mejor partido como cajista por contexto, (69-68). Mientras se echaba en falta a Kyle Fogg y el Unicaja tragaba agua para conseguir una canasta, Musli fallaba tiros libres que penalizaban. Y el Valencia se sentía cada vez más cómodo. Dos tiros libres de San Emeterio colocaban seis puntos de renta (72-78) a 3:25. Musli era la única vía de anotación cajista y era coja porque los tiros libres los seguía errando. Plaza bajó el quinteto con Brooks y Suárez. Pero el Unicaja había perdido la frescura, el mando era valenciano. La toma de decisiones cajista era pobre, se entró demasiado pronto en el carrusel de tiros libres y cuando la moneda estuvo rodando cayó del lado taronja, hasta una serie de tres tiros libres incompleta por Fogg. El Valencia Básket se llevó la primera batalla de las muchas que aguardan. Y merecidamente.

Unicaja (18+24+20+21) 83: Lafayette 7, Smith 6, Waczynski 9, Suárez 5 y Musli 18 -quinteto inicial-. Fogg 15, Díaz 0, Díez 1, Nedovic 4, Brooks 15 y N'Diaye 3.

Valencia Básket (24+16+21+30) 91: Diot 12, Martínez 22, San Emeterio 15, Thomas 2 y Kravtsov 10 -quinteto inicial-. Van Rossom 7, Sato 0, Dubljevic 7, Vives 3, Sastre 9 y Sikma 4.

Árbitros: Pérez Pizarro, Araña y Sacristán. Sin eliminados.

Incidencias: 12ª jornada de la Liga Endesa 2016/17. Partido disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena ante 7.229 espectadores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios