movistar estudiantes | unicaja

Un bautizo con moraleja

  • El Unicaja se estrena con un contundente traspié frente a un Estudiantes superior

  • Mal tercer cuarto, que desnivela la balanza

  • Roberts asume galones con el equipo cuesta abajo

Darío Brizuela lanza por encima de Dani Díez y Carlos Suárez. Darío Brizuela lanza por encima de Dani Díez y Carlos Suárez.

Darío Brizuela lanza por encima de Dani Díez y Carlos Suárez.

Existía deseo de ver un Unicaja que en Guadalajara asistió al bautizo de un nuevo ciclo. El de Luis Casimiro, que disfruta de ver nacer a un proyecto con huella propia en Málaga. El génesis no fue el deseable, aunque aún con el verano coleando las conclusiones no son muy sustanciales. El cuadro malagueño encajó una derrota contundente ante el Estudiantes, con más frescura en las piernas (92-75).

Hubo pinceladas interesantes en Palacio Multiusos convertido en el observatorio del nuevo jefe cajista. Algunas pruebas dejaron buen regusto, teniendo no obstante aún margen de crecimiento. Alberto sigue de guardia y parece que en Roberts va a encontrar buen acompañante. El americano terminó como el mejor debutante, echándose el equipo al lomo cuando iba cuesta abajo. Tiene desborde y puntos, se intuye que también buena brújula. También gustó la energía de Lessort, con limitaciones técnicas, pero con un físico que puede dar múltiples beneficios en el aro propio y ajeno.

La derrota es un aviso. Es el origen, pero la defensa evidenció varias fugas. De igual forma, en el plano ofensivo también hubo minutos de caos. El mejor conocimiento entre los jugadores debe ir aliviando estos renglones torcidos.

Comenzó a remolque el Unicaja, incapaz de sostener a un acertado Jankovic, que anotaba con facilidad demostrando catálogo. 11 puntos para el balcánico, que bailaba a Okouo. Pronto movió Casimiro el banco, dando entrada a Lessort. El impacto del francés en el choque fue inmediato, aportando frescura y mucha energía en ambos lados -incluso intentó un mate de concurso que no le salió-. Frenó al pívot estudiantil y con Alberto Díaz tejió una interesante red defensiva. Desde ahí crecieron los cajistas, que volteaban el luminoso. Tras la salida de Nedovic se intuye que los puntos van a estar más repartidos. Anotaba Wiltjer, Salin y también Milosavljevic, más liberado. También Jaime Fernández, que dejaba destellos individuales (20-23).

Aguantó el cuadro de Berrocal, que tiene el desafío de demostrar en España el prestigio que se ganó fuera de las fronteras. Se asentaron Alberto y Lessort y Caner-Medley y Dago Peña camparon a sus anchas. Los de Magariños abrieron brecha (37-27) ante un Unicaja con la probeta. El técnico manchego combinaba a Roberts y Jaime al volante, en esa dirección múltiple que será habitual. No resultó de primeras. Sí se extrapolaron mejores conclusiones de otra de las asignaturas de Casimiro, dotar a Shermadini de protagonismo cerca del aro. Recibió balones el georgiano y los metió en la red, lo que mejor sabe hacer. Solo el desparpajo de Clavell, un boricua con ganas de hacerse un nombre a este lado del charco, aguantaba a los madrileños por encima al descanso (46-40).

Se le bajó a la persiana al Unicaja tras el paso por vestuarios, que se sintió sobrepasado por un Estudiantes más rodado, que inicia la Champions League en 20 días. A una canasta de Alberto Díaz le seguiría un parcial de 13-0 que rompería el choque (59-42). No encontraba soluciones Casimiro desde la banda. Se echó al equipo en los hombros Roberts, demostrando veteranía. Se le evaluará también por esa vía. Nueve puntos del americano, que era el único neófito en blanco, amortiguaban el desplome (61-41). Caner-Medley estiraba, aunque Salin y Milosavljevic, que dejó la de cal con una antideportiva, maquillaban (69-55).

No levantaron el pie los del Ramiro de Maeztu, que se gustaban ante un Unicaja que ejercía de mero espectador. Brizuela estiraba hasta el 84-60. Los de Casimiro bajaron los brazos en una escena que dolía ver, pero que no debe preocupar en exceso tras el primer examen. Los malagueños tiraron de orgullo y contuvieron. Berrocal le dio cuerda a Adams Sola, uno de los mejores proyectos de base españoles. El primer amistoso dejó sensaciones regulares, es obvio que el camino a recorrer es amplio, aunque hoy hay opción de revalida. Espera un reforzado San Pablo Burgos (20:30).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios