Unicaja Baloncesto | Brian Roberts El cerebro, a examen

  • Roberts afronta un final de temporada importante también en lo personal ya que el base de Ohio acaba contrato a final del curso

  • Es el jugador de la plantilla más utilizado por Luis Casimiro

Brian Roberts lanza a canasta en un entrenamiento en el Carpena. Brian Roberts lanza a canasta en un entrenamiento en el Carpena.

Brian Roberts lanza a canasta en un entrenamiento en el Carpena. / javier albiñana

Comentarios 0

Se asoma el final de temporada para el Unicaja. Restan dos jornadas de la fase regular y después acontecerán las eliminatorias por el título en la ACB. Hay mucho en juego en todos los frentes. En el club, pero también en muchos de sus integrantes. La temporada, hasta ahora, tiene un sabor agridulce y aún hay tiempo para cambiar esa percepción.

Uno que tiene su futuro en el aire es Brian Roberts, uno de los puntales de este proyecto. El base vino para ser el cerebro de esta plantilla y a día de hoy hay sensaciones encontradas con su rendimiento. El de Ohio ofreció equilibrio en la mayor parte de la temporada y fue el hilo conductor para que el baloncesto fluyera en el momento cumbre de la temporada. Demostró que no necesita protagonismo para brillar. Sin embargo, no apareció en los instantes donde el equipo sucumbió. Era ese uno de los factores decisivos a la hora de su fichaje. Se esperaba más de un hombre con más de 300 partidos en la NBA en las piernas, que era el jugador más veterano del plantel y que tenía sobrada experiencia en situaciones de máxima exigencia.

Este aspecto y la defensa, donde se esperaba que diera una versión más sólida, son los peros que ha tenido su primera campaña en Málaga. Para lo primero no es menos cierto que llegó con cierto cansancio después de las lesiones de Alberto Díaz y Jaime Fernández, que hicieron que tuviera que acumular más minutos en pista. "Él ha tenido que desgastarse muchísimo por el equipo porque durante muchos meses. Cuando es así Brian ha tenido que tomar más minutos que posiblemente le hayan pasado factura para poder estar más fresco y jugar mejor", explicaba Casimiro en una entrevista con este periódico.

Los números, en este sentido, aportan datos concluyentes. Roberts es el jugador más utilizado de la plantilla cajista en los 52 partidos que disputó el Unicaja, siendo uno de los que los jugó todos. Casi 1.236 minutos en las espaldas para el director de juego, que pasa ahora un bache en su juego, producto de esta acumulación. Sus números no son boyantes, pero tampoco malos. En algunas ocasiones hizo buenos números, pero tuvo poco impacto en el partido. Promedia 10.3 puntos (93% en tiros libres, 54% en tiros de dos y 36% en triples), 1.8 rebotes y 3.5 asistencias para 9.7 de valoración. Estadísticamente sólo brillan más Lessort, Shermadini, Jaime (10 partidos menos) y Suárez (20 partidos menos).

En el club esperan al final de temporada para decidir qué ocurre con el base, que termina contrato el 30 de junio. Hay satisfacción con la labor de Roberts, más aún tras los tiros fallidos del pasado reciente en la misma posición. Se valora mucho también su labor fuera de la pista, donde es el pegamento del vestuario y una figura muy respetada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios