Unicaja

Una caída mínima

  • El inicio de la temporada marca un leve descenso de abonados respecto a la campaña pasada, pero con unas cifras buenas

La afición del Unicaja, activa durante un partido. La afición del Unicaja, activa durante un partido.

La afición del Unicaja, activa durante un partido. / acb

El inicio de la temporada del Unicaja es inminente y la respuesta de la afición durante el verano ha sido bastante buena. Se podía temer un descenso grande después de que se estuviera en la Euroliga y bajara teóricamente la calidad del producto. Pero no ha sido así. Ha habido una ligera merma que falta por cuantificar con exactitud. Si la temporada pasada se acabó rozando los 8.000, algo más de 7.900, se está ahora en casi 7.700 y con un centenar y medio de abonos correspondientes a empresas bloqueados y que están pendientes de confirmación antes del inicio de la Liga. Los citados abonos son de pago, no de intercambios. Así que el descenso que se va a producir de abonados será escaso. La sonada campaña de marketing y las facilidades para aboarse también echaron su cable

Hay expectación, al tiempo que incertidumbre, en la afición cajista, que ha podido ver a su equipo poco tiempo al completo. La masa social ha seguido respondiendo, se ha recuperado un núcleo de aficionados que se había desenganchado años atrás, cuando hubo alguna temporada en la que no se llegó a los 6.000 abonados. El reflotamiento deportivo con la era de Joan Plaza al frente propició números que, si bien no alcanzaron los de era más dorada del club a mediados de la década anterior, sí supusieron un alivio.

Por ende, hay entradas disponibles en todos los sectores para el inicio de la competición este viernes ante el Valencia Básket. Un rival difícilmente más atractivo para comenzar la competición y un horario de viernes noche en el que se registraron las mejores entradas en Euroliga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios