Unicaja Baloncesto El camino hasta la Copa

  • Real Madrid, Estrella Roja y Manresa, rivales en los próximos 12 días antes de estrenarse en la capital ante el Iberostar Tenerife

  • Se trazan líneas para mejorar con la incógnita de Carlos Suárez

Wiltjer busca la canasta ante la defensa del Iberostar Tenerife. Wiltjer busca la canasta ante la defensa del Iberostar Tenerife.

Wiltjer busca la canasta ante la defensa del Iberostar Tenerife. / Marilú Báez

Comentarios 0

Restan apenas 12 días para que el Unicaja pise el parqué del WiZink Center y dé, junto al Iberostar Tenerife, el pistoletazo de salida a la Copa del Rey 2019. Es siempre una fecha rodeada con rotulador rojo en el calendario, al fin y al cabo es un título en un torneo del KO. Tres partidos separan de la nada a ser campeón. Además, es punto de inflexión en una temporada: a partir de ahí se precipitan eliminatorias europeas y empieza a configurarse lo que será el play off de la Liga Endesa. Se prepara el Unicaja para ello, con incógnitas y margen de mejora a lo largo de sus tres próximos partidos, dos de ellos en el Carpena, hasta el 14 de febrero.

El primer escollo es el mayor examen de competitividad. Llega mañana el Real Madrid al coliseo cajista con apenas un día de margen y con el susto en el cuerpo después de casi perder con el Darussafaka, colista de la Euroliga. El equipo de Pablo Laso se imponía con claridad en Turquía al descanso (38-53). Ello, con las ausencias por decisión técnica de Rudy Fernández y Felipe Reyes, a los que reservó el técnico madridista para que jueguen ante el Unicaja, y con minutos para Prepelic de base. Un mal parcial en el último cuarto cuando ganaba de 14 se acabó transformando en empate y penúltima posesión para los de Burak Ernak. Una buena defensa y tiros libró a los blancos de otro desastre como ante el Buducnost, venciendo finalmente por 82-86.

También jugaba, dato importante, sin Sergio Llull, con el que mostraba preocupación Pablo Laso en rueda de prensa: "Tenía una pequeña sobrecarga en el aductor y no se encontraba bien, lo hablamos antes del partido a ver cómo iba pero le hemos visto la cara de que tenia miedo, entre comillas, de que fuera a más. Preferimos darle descanso, esperemos nada grave".

Partidos como este, contra un Real Madrid, pueden ayudar a las inercias del Unicaja si salen bien, aunque luego no tienen comparación con lo que se encontrará en la Copa. Lo sabe bien el conjunto malagueño, que hace dos años se marchó a Vitoria con el viento a favor tras imponerse precisamente al club blanco en casa (82-78) y días más tarde se estampó con el Barcelona en primera ronda.

La victoria del Limoges ante el Estrella Roja salvó al equipo de un aprieto la próxima semana en Belgrado

Tras el Real Madrid, el martes vuelve el Unicaja a la Eurocup para cerrar el Top 16 ante el Estrella Roja (18:45). La victoria in extremis de un eliminado Limoges ante los serbios libró al equipo de Casimiro de un aprieto importante en Belgrado. Con la derrota ante Valencia, se podrían haber plantado los malagueños en la Sala Pionir con la clasificación en el aire de no ser por el arrebato de los franceses. Ahora, más que examen de competitividad, es examen de conciencia: sin nada en juego y con el rival definido –el ALBA Berlin de Aíto–, seguir puliendo detalles tiene que ser motivación.

Por último, antes de viajar a Madrid, se recibe el próximo sábado 9 al BAXI Manresa (20:30) en la jornada 20 de la Liga Endesa. Los catalanes son revelación del campeonato y habrían tenido sitio en la Copa del Rey de no ser por la norma que dio el pasaporte a Movistar Estudiantes como segundo anfitrión. Con balance de 10-8, están a solo un partido del Unicaja (11-7). Volverá Toolson al Carpena como máximo anotador de su equipo (14.2) y acompañado por conocidos de la liga Pere Tomàs o Corey Fisher. Será la última fotografía del equipo antes de medirse al Iberostar Tenerife.

Son por tanto tres partidos con líneas diferentes de trabajo, empezando por seguir con la integración de Boatright. Tras varios partidos a buen tono, recordó ante Valencia que apenas lleva tres semanas en el equipo y sufrió cierto bloqueo. Por dentro se sigue acusando el déficit físico cuando no está Lessort en cancha junto a Shermadini, relegando en la rotación a Wiltjer, y en eso tiene mucho que ver la ausencia de Carlos Suárez, cuya recuperación para la Copa es aún incierta. Él espera estar, se mostraba "muy ilusionado" en redes sociales. Por delante, algo más de dos semanas. Tiempo para pulir y crecer antes de un torneo con el que siempre se ambiciona, digan lo que digan las estadísticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios