UNICAJA

El cuarto magnífico

  • Tras Wiltjer, Fernández y Roberts, el Unicaja aminora y marca los tiempos para el último fichaje

  • Se busca un pívot complementario a Shermadini

Luis Casimiro ya tiene en lista al grueso de su plantilla. La planificación va según lo previsto y a tenor de las palabras de Eduardo García solo falta la guinda. "Hay muchas opciones abiertas y trataremos de hacer un equipo competitivo para el año que viene. Estamos trabajando con mucha ilusión para tener un magnífico equipo. Tenemos ocho jugadores del año pasado y realizaremos cuatro fichajes. Esto tiene sus pasos a seguir y haremos cuatro magníficos fichajes", decía el presidente hace dos semanas en un acto de la selección española. Llegaron Kyle Wiltjer, Jaime Fernández y Brian Roberts en días. Un cuatro, el combo y el base. Resta ahora ese cuarto "magnífico" por el que se marcan los tiempos.

El Unicaja no tiene prisas por hacer la última incorporación. El martes de la semana pasada se oficializó el primero, Wiltjer. Este miércoles se anunció a Jaime Fernández tras pagar su cláusula de salida al MoraBanc Andorra; el jueves fue presentado en el Campus en la Universidad Laboral y el viernes quedó cerrado el acuerdo por Roberts. A partir de ahí, la dirección deportiva se centra en buscar un pívot de perfil atlético que venga a complementar a Shermadini. El cuatro y medio que se encontró en James Augustine, operación que se pretende imitar.

El club contempla el avance del mercado de Euroliga y estudia la Liga de Verano

El norteamericano llegó en una fase más tardía del verano, a un par de semanas del inicio de la pretemporada. Fue cuestión de paciencia. Otros equipos ya se habían reforzado cuando salió al mercado y se dieron las condiciones para que firmara por el Unicaja. Eso sí, el de Illinois ocupó plaza de extracomunitario, algo que no se puede permitir el club en esta ocasión. El jugador que llegue deberá ser español, europeo o cotonú después de los fichajes de Roberts y Wiltjer, estadounidense y canadiense respectivamente.

En ese compás de espera el Unicaja se fija en las ventanas abiertas ahora mismo, empezando por la Liga de Verano, que está en plena fase final en Las Vegas y termina este martes. Es cierto que un buen puñado de opciones interesantes no tendrá el pasaporte, pero allí se encuentran habitualmente jugadores atrayentes y a un precio asequible, igual que en la D-League, de donde se trajo a mitad del pasado curso a Livio Jean-Charles, ahora en un Villeurbanne que competirá en la Eurocup.

También se observa el mercado de Euroliga. En este sentido el escollo que aparece ahora es lo económico; las primeras opciones están varios escalones por encima y las pretensiones son siempre al alza en estas semanas. Es cuestión de esperar a que se estas se vayan desinflando para que surja la operación adecuada.

Se han tenido posibilidades hasta ahora. Irrumpió la opción de Fran Vázquez con fuerza, pero en un rol distinto y que ocupará con diferencias Viny Okouo, por lo que fue descartado. La clave es ese nuevo Augustine para completar, y no es una operación rápida ni sencilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios